La Plata Espectáculos
SERÁ CON ENTRADAS GRATUITAS

Con obras de Williams, Ravel y Tchaikovsky llega al Teatro Argentino un nuevo concierto sinfónico

La Orquesta Estable, con la dirección de JongWhi Vakh y la participación de la pianista Fernanda Morello, interpretará clásicas obras en la sala Ginastera

La Temporada Artística 2024 continuará con un concierto sinfónico que tendrá destacadas obras. El mismo se realizará el domingo 7 de julio, a las 17, en la Sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino, ubicado en la Avenida 51 entre 9 y 10. Este espectáculo se incluye dentro de las actividades promovidas por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires.

La Orquesta Estable contará con el coreano JongWhi Vakh como director invitado y brindará un programa integrado por la Obertura de concierto N° 1, en la menor, Op. 15, de Alberto Williams; el Concierto para piano y orquesta en Sol mayor de Maurice Ravel -con la actuación como solista de Fernanda Morello- y la Sinfonía N° 6, en si menor, “Patética”, Op. 74, de Piotr Ilich Tchaikovsky.

TE PUEDE INTERESAR

Orquesta Estable del Teatro Argentino.jpg

Entradas para el concierto

Las entradas gratuitas, con reserva online, se podrán obtener a partir del jueves 4, a las 12, a través del link publicado en la Web y en las redes sociales del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y el Teatro Argentino.

Las personas mayores de 65 años tendrán además la opción de reservar tickets de forma presencial, mediante un cupo de entradas destinadas a tal fin, también el jueves 4, de 12 a 18, acercándose a la boletería del Teatro y presentando su DNI.

Destacadas obras del repertorio clásico

Alberto Williams (1862-1952) realizó su primera composición sinfónica en 1889 y la tituló, precisamente, “Primera Obertura de Concierto”. La escribió en París bajo la guía de César Franck. Autor prolífico y pionero en incorporar ritmos folklóricos argentinos, Williams estuvo influido en principio por escuelas europeas, adoptó luego tendencias nacionalistas y acabó transformándose en uno de los artistas más representativos de su generación.

Maurice Ravel (1875-1937), principal figura del impresionismo musical, concibió su Concierto para piano y orquesta en Sol mayor entre 1929 y 1931. Lo estrenó en París la Orquesta Lamoureux, con el mismo compositor en la batuta y la intervención como solista de la pianista Marguerite Long. Consta de tres movimientos -Allegramente/Adagio assai/Presto- y es considerada una de las mejores obras de un creador tan innovador como deslumbrante.

Piotr Ilich Tchaikovsky (1840-1893) creó su sexta y última sinfonía en 1893 y dirigió personalmente su estreno en San Petersburgo, ese mismo año, apenas nueve días antes de su muerte. Apodada “Patética” por Modest, hermano del compositor, la obra expresa un espíritu atormentado y parece traducir en sonidos el presentimiento del músico de la inminencia del final. Es la primera sinfonía que finaliza con un movimiento lento -de los cuatro que la constituyen-, dura unos 45 minutos y demuestra cabalmente la genialidad de su autor.

TE PUEDE INTERESAR