Judiciales y Policiales
ABSOLVIERON A LOS ACUSADOS

Crimen del colectivero en La Matanza: ¿Nadie lo mató?

Un tribunal de La Matanza absolvió a los tres acusados del crimen del colectivero de la línea 218 Pablo Flores, asesinado el 1 de octubre de 2020

Un tribunal de La Matanza absolvió esta tarde a los tres hombres que habían llegado a juicio oral como acusados del crimen del colectivero de la línea 218 Pablo Flores, asesinado el 1 de octubre de 2020 en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, informaron hoy fuentes judiciales.

El fallo del Tribunal Oral Criminal (TOC) 5 de La Matanza benefició a Oscar Ezequiel Vega, Néstor Fabián Marone y su hijo Adrián Alberto Marone, quienes habían llegado al debate en calidad de detenidos e imputados del delito de "homicidio calificado por el uso de arma de fuego, por ser cometido con el concurso premeditado de más de dos personas y con alevosía".

TE PUEDE INTERESAR

De esta forma, los jueces Matías Mariano Deane, Eduardo Alberto Sbriz y Gabriela Silvia Rizzuto, ordenaron la inmediata liberación de Vega y Adrián Marone, mientras que su padre Néstor continuará detenido tras haber sido condenado a 4 años de prisión por "tenencia ilegal de arma de guerra", ya que la pistola utilizada en el crimen fue hallada en su casa.

A su vez, el tribunal denunció a Federico Medone, el fiscal especializado en Homicidios de La Matanza que estuvo a cargo de hacer la instrucción de la causa, por las "deficiencias" e "irregularidades" en la investigación, mientras que ordenaron continuar la causa para dar con los asesinos de Flores.

Por otro lado, fuentes judiciales confirmaron que el fiscal Alfredo Luppino recurrirá la decisión del tribunal. "Es un escándalo", señaló a Télam Luppino, quien pidió en sus alegatos la pena de prisión perpetua para Vega y 18 de cárcel para Néstor Marone, mientras que desistió de acusar al hijo de este último.

En su presentación, el representante del Ministerio Público había considerado que Vega fue el autor del asesinato y que Néstor Marone partícipe del crimen.

Mientras tanto, el abogado Fernando Soto, representante de Lorena Cáceres, viuda del colectivero, consideró que "la Justicia es responsable por la impunidad de los homicidas de Pablo Flores".

"Vamos a apelar. Fue una causa pésimamente investigada", expresó el letrado instantes después de conocer la decisión del TOC 5.

Por su parte, Claudio Castro, el referente de la organización de derechos humanos "Coordinadora contra la Impunidad Policial", la cual denunció que Vega tenía una "causa armada" en su contra, celebró la absolución del imputado aunque pidió cautela ya que "la investigación continúa".

"Van a hacer una nueva investigación, pero siguen los mismos imputados. El trabajo de la fiscalía y de la querella fue una vergüenza. Lo dijo el tribunal, no es que lo diga yo", afirmó Castro.

Antes de la lectura de la sentencia, la viuda del colectivero se encontraba en la sede de los tribunales de La Matanza, donde dijo que estaba "esperanzada" y que tenía "muchos nervios".

"Me siento muy acompañada", dijo la mujer en referencia a su familia sus amigos y a los choferes de colectivo de la línea de Almafuerte que también estuvieron presentes en los tribunales.

Junto a ella, el delegado de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Gustavo Lozan, explicó que se hizo presente junto a otros trabajadores de las líneas de colectivo 218,378, 622, 325, 284 y 628 para reclamar "justicia" por Flores.

"Lo mataron como a un perro a Pablo. Por las pruebas que hay, tiene que haber justicia. Tenemos toda la fe del mundo para que hoy recibamos buenas noticias. Esto es muy importante para todos los colectiveros y para la sociedad en su conjunto. Porque esto no puede pasar nunca más", señaló Lozan.

EL CRIMEN

El crimen fue cometido el 1 de octubre de 2020, cerca de las 21.45, en la parada de colectivos ubicada en las calles Río Orinoco y Fernández, a la altura de la rotonda del barrio San Javier, de Virrey del Pino, partido de La Matanza, en el sudoeste del conurbano.

Esa noche, Flores reemplazaba a un compañero a bordo del interno 75 de la línea 218 de la empresa Almafuerte, cuando, según testigos, dos hombres pararon el colectivo, se acercaron por el lado izquierdo de la unidad a la ventanilla del conductor y efectuaron varios disparos, tres de los cuales dieron en la cabeza del chofer, que murió en el acto.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión