Judiciales y Policiales Municipios
La muerte de Claudia Salgán

Femicidio de la instructora de fitness en Gonnet: condenaron al esposo como autor del crimen

El fallo del Tribunal Oral Criminal N° 1 de La Plata dará a conocer el monto de la pena el 3 de junio próximo. La fiscal pidió perpetua. El hecho sucedió el 8 de julio de 2015 y el asesino utilizó como arma un destornillador. Había varios antecedentes de violencia de género

Un hombre fue condenado hoy por haber asesinado a golpes y puntazos aplicados con un destornillador en 2015 a su esposa, la instructora de fitness Claudia Salgán, en una casa de la localidad platense de Gonnet, y el tribunal oral que tuvo a su cargo el juicio oral informó que el 3 de junio dará a conocer el monto de la pena y los fundamentos.

La fiscal de juicio, Virginia Huergo, había pedido que se condene a prisión perpetua al acusado ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de La Plata, quien acusó a Marcelo Nuñez de ser autor del delito de "homicidio doblemente calificado por el vínculo y en un contexto de violencia de género".

TE PUEDE INTERESAR

En su alegato, la fiscal consideró como elementos de prueba los testimonios del entorno familiar de Salgán, quienes coincidieron en relatar los maltratos que sufrió la víctima durante los 23 años de matrimonio con Núñez.

Además, detallaron un antecedente de 1997, cuando Salgán recibió una golpiza por parte de su marido que derivó en una separación momentánea de la pareja.

"Esta es la perspectiva que tenemos que tener al momento de analizar los elementos que fueron presentados (en alusión al contexto de violencia de género que sufría la victima) y los testimonios acerca de cuál fue la situación interna e intrafamiliar de la vida que llevaba Claudia Salgan con Núñez", remarco la fiscal.

La fiscal negó que Nuñez haya estado en un cuadro de emoción violenta, algo que también descartaron los peritos "psiquiatras" y aludió a la declaración del imputado durante la instrucción del caso, quien en un primer momento atribuyo las heridas que presentaba su mujer a un ataque producido por asaltantes.

En este sentido, Huergo remarcó "la actitud del acusado de impedir a ocasionales testigos que asistieran con maniobras de RCP" a Salgan, y los elementos de pruebas como las "ropas con manchas de sangre halladas en un cesto del domicilio.

El hecho que se juzga ocurrió el 8 de julio de 2015 en una casa de las calles 493, entre 132 y 133, de Gorina, cuando Cabrera fue asesinada a golpes y puñaladas aplicadas con un destornillador.

Durante la audiencia de hoy está previsto que también alegue el abogado querellante y la defensa del acusado.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión