Política y Economía
ESPIONAJE Y APRIETES

Peñafort cruzó la campaña de un periodista oficialista que salió a defender a Santoro

Daniel Santoro, periodista de Clarín, deberá declarar ante el juez Ramos Padilla en el marco de la causa que lo involucra en una red de espionaje ilegal. Desde el diario en el que trabaja ensayaron una defensa bastante floja y la abogada Graciana Peñafort la dejó en ridículo.

El periodista Daniel Santoro, insignia del diario Clarín, declarará hoy en Dolores ante el juez Alejo Ramos Padilla, quien lleva a cabo una causa en la que se investiga una presunta red de espionaje ilegal en la que Santoro habría jugado un rol clave, junto al falso abogado Marcelo D’Alessio.

Desde las filas del diario y desde asociaciones como FOPEA afines llevaron a cabo una enérgica campaña en defensa del periodista, en la que se lo presentó como una “víctima” y en la que se asegura que Ramos Padilla busca obligarlo a revelar sus fuentes. Una de las defensas más vehementes –y, hay que decirlo, más flojas-, provino de la pluma del periodista oficialista Claudio Savoia.

TE PUEDE INTERESAR

Bajo el título “Veinte años de presiones políticas sobre el periodista Daniel Santoro: de la causa armas al caso D'Alessio”, intentó trazar un paralelismo entre las presiones que habría sufrido Santoro a causa de su investigación en torno a la venta ilegal de armas que llevara a cabo la administración Menem y su delicada situación procesal actual.

Savoia consignó allí, correctamente, que los periodistas “no tienen privilegios ni ventajas ante la ley” y que deben “extremar recaudos para evitar errores y arbitrariedades” en el ejercicio del oficio. Para eso destacó el rol de las fuentes y la necesidad de protegerlas. Acaso temeroso de lo que Santoro pudiera revelar, recordó que “deberá defenderse sin abandonar su compromiso profesional de proteger al resto de sus fuentes y datos ajenos a esta acusación”. 

Este mediodía, la prestigiosa abogada Graciana Peñafort, que destrozó a los abogados del grupo Clarín durante las audiencias en las que se abordó la constitucionalidad de la Ley de Medios, se hizo eco de la publicación de Savoia y, con pinceladas de ironía, lo dejó en ridículo.

Mediante un extenso hilo de Twitter, reveló que las preocupaciones de Clarín –de sus periodistas y de sus autoridades- son infundadas, por cuanto las acusaciones contra Santoro no tienen relación con su práctica periodística, sino con sus conexiones y actuaciones en la presunta red de espionaje.

Para sostener ese argumento, repasó brevemente las acusaciones contra el ilustre periodista. Recordó que “está acusado de aportar y participar de una banda de inteligencia ilegal y extorsión”, por colaborar con estrategias de “presión extrema” para lograr que declaraciones en sede judicial, por “haber proporcionado información a la banda sobre sus colegas Alejandro Fantino y Romina Manguel”.

También que “presentaba a D´alessio a otros periodistas (a Fantino por ejemplo) , a funcionarios judiciales (Stornelli por ejemplo)” para que pudiera ofrecer “sus servicios ilegales a periodistas y funcionarios”. Para eso usaba datos “falsos” respecto de que D’Alesio era agente de la DEA o de la Embajada norteamericana, entre varias otras imputaciones que consignó en este jugoso hilo de twitter:

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión