Judiciales y Policiales
LEÉ LA NOTA

Otra vez, la inseguridad sacude la calma de City Bell

La inseguridad gana terreno en City Bell. En los últimos días se registaron diversos robos y los vecinos piden que se mejoren las condiciones

Vecinos y vecinas de City Bell alzaron la voz en las últimas horas debido a la creciente ola de inseguridad que golpea a la localidad que forma parte del partido de La Plata y la cual es conocida por sus casas quintas pero sobretodo por la tranquilidad que reina en el lugar.

Los frentistas aseguran que “viven con el corazón en la boca” por la delincuencia con episodios que van desde los robos callejeros cometidos en gran parte por motochorros hasta las entraderas y escruches ejecutados por bandas especializadas provistas de armas de guerra.

TE PUEDE INTERESAR

Como se indicó, desde hace varios meses se rompió la calma en la zona. Remontándose unos meses atrás, estas calles de la denominada Zona Norte de la Región se convirtieron en escenario de un feroz enfrentamiento entre la policía y un clan delictivo que se ganó el mote de “la banda del Fal”, ya que al momento de ser reducidos le incautaron un arma de este tipo.

En tanto, entre las 2 y las 4 de la tarde del último lunes, por distintos motivos, los integrantes de una familia de City Bell se ausentaron de su casa. Nada fuera de lo común. Salvo por la maldita inseguridad, que volvió a mostrar su peor cara.

Un grupo de delincuentes aprovechó esa ocasión para meterse a robar en el domicilio, que está situado en 460 entre 24 y 26.

El último en salir fue un joven de 19 años, el mayor de los dos hijos de los propietarios, quien, según contaron en diálogo con este diario, olvidó de conectar la alarma.

Al rato, apareció el hermano de 14 años, justo cuando los ladrones aún estaban adentro levantando cuanto objeto resultara de su interés. Fue él quien corrió hacia la casa de un vecino para pedir ayuda. Sin embargo, cuando llegó la policía los delincuentes ya se habían marchado y aún no se determinó quienes fueron.

“Están robando seguido, como a los dueños de una vivienda de 458 y 26, que parece que sufrieron una entradera. Y a un vecino que vive a media cuadra de casa”, citaron las víctimas quienes además contaron que se les sustrajeron dinero en efectivo, una play station y otros elementos de valor.

Inseguridad en City Bell: robaron en una farmacia y hay preocupación en los comerciantes

Por su parte, un martillero cuya vivienda se encuentra en 419 entre 26 y 27, se sumó a la larga lista de blancos de escruches. Por lo general, estos hechos tienen la particularidad de ser cometidos de día, cuando las víctimas se encuentran abocadas a sus ocupaciones diarias. Aunque, con cierto grado de osadía y certidumbre que se logra con tareas de inteligencia previa, también suelen ejecutarse de noche

En tanto, horas antes del encuentro entre Argentina y Polonia, un comercio fue víctima de un fugaz robo. Fue en 481 y 28. De allí, los delincuentes se robaron la recaudación del día anterior.

WhatsApp Image 2022-11-30 at 11.08.28.jpeg

"En City Bell vivimos encerrados en nuestros comercios"

MÁS ROBOS DE MADRUGADA

Días atrás, en otro extremo de City Bell, una familia también resultó víctima de un escruche. Sucedió en la esquina de Camino General Belgrano y 445. “Una vez más, volvemos a hablar de robos a la madrugada”, resaltó un vecino de la zona. El frentista detalló que los ladrones “entraron con absoluta tranquilidad, recorrieron el parque y se llevaron herramientas”.

Por otro lado, el mismo vecino contó que una banda de delincuentes intentó entrar a robar a un supermarket situado en esa misma cuadra.

Tras forzar la persiana, los ladrones no pudieron ingresar y decidieron desistir. De igual forma, realizaron pintadas y vandalizaron frentes de otras propiedades.

TAMBIÉN EN UN RESTOBAR

Una pareja de jóvenes delincuentes de 28 y 32 años fue detenida en las últimas horas, acusada de ingresar a robar en un comercio gastronómico ubicado en diagonal 3 entre 471 y 472. Ambos son oriundos de Florencio Varela.

Los implicados habrían ingresado al restaurante como vendedores ambulantes y mientras uno se encargó de distraer a los presentes, el otro, con una impunidad sorprendente, se coló en la cocina y hurtó lo que encontró a su paso.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión