Sociedad
MALTRATO ANIMAL

Despellejaron a una perra y ahora lucha por su vida: rescatistas piden ayuda para la internación

El animal fue encontrado por proteccionistas en un pastizal. Se necesita colaboración económica para continuar con sus curaciones. “Por favor, no sigas de largo”, suplican.

Una perra fue despellejada en la Zona Norte del Gran Buenos Aires  y ahora lucha por su vida. “La historia se repite: primero fue en Córdoba con el perro Chocolate, también Rosita, y ahora en Buenos Aires con Frida. Mismo Caso, mismo salvajismo ”, expresaron sus rescatistas.

El animal fue encontrado en un pastizal por voluntarios de Refugio Don Torcuato. Tras recibir los primeros cuidados veterinarios, se lo sometió a una cirugía y ahora se encuentra estable, “rogando que su piel responda favorablemente”.

TE PUEDE INTERESAR

Las imágenes que muestran el deplorable estado de salud de la perra fueron compartidas cientas de veces a través de las redes sociales, bajo el objetivo de generar conciencia y conseguir ayuda.

“No es grato para nosotros subir este tipo de videos, lo hacemos por dos motivos: mostrar la crueldad que tienen algunas personas hacia los animales, cómo descargan su odio en ellos y, por supuesto, para poder recibir ayuda y poder atenderla como Frida merece”, aclaran desde la institución que alberga a más de 400 animales.

Frida debe continuar internada y cada jornada de hospitalización tiene un costo de 2 mil pesos. “Es imposible para nosotros abonarlo”, señalan desde la organización, y piden la colaboración económica de la comunidad: "Por favor, no sigas de largo".

Los interesados en realizar un aporte pueden hacerlo a través de cualquier medio de pago, ingresando a la página web de Refugio Don Torcuato. También por medio de una transferencia bancaria a la caja de ahorro de Banco Francés a nombre de Mónica Patricia Bianchi.

  • Número de Cuenta: 999/259260/7
  • Cbu: 0170999940000025926071
  • Cuil: 27 18211484 2

Fue el caso de Chocolate, asesinado en Córdoba por Germán Gómez, el que sentó precedente en la Justicia ante un hecho de este tipo. La denuncia llegó a juicio oral por la infracción de la Ley 14.346 de maltrato animal y el agresor fue condenado a un año de prisión. Finalmente, obtuvo la pena preventiva y se le ordenó realizar tareas comunitarias.

El animal fue despellejado vivo el 2 de enero de 2017 en la ciudad de San Francisco y murió después de agonizar ocho días. Su historia impulsó actos en todo el país y reavivó el reclamo por la actualización de las penas ante acciones de esta naturaleza.  

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión