Sociedad Judiciales y Policiales
HABLÓ DE SU ADICCIÓN A LAS DROGAS

El calvario que vivía Chano antes de ser baleado

El músico Santiago Chano Charpentier reveló el calvario que vivió por sus adicciones, a casi tres meses del episodio que casi le cuesta la vida

El músico Santiago Moreno Charpentier -conocido popularmente como Chano- reveló el calvario que vivió por sus adicciones, a casi tres meses del episodio que casi le cuesta la vida, cuando fue baleado por un policía que había acudido a la casa de su madre ante un llamado por un estado de excitación psicomotriz del músico.

“Unos días antes me interné, no le dije a nadie. Me interné muchas veces, el consumo era triste, no era algo de fiestas, social ni nada, consumía solo y estaba paranoico pensando que había gente en mi casa, consumía llorando, llamaba al dealer diciendo no quiero más esto para mí. Cuando estás con el consumo activo es difícil parar solo, parás con una tocada de fondo y tuve varias, pero esta vez no me acuerdo nada”, contó Chano.

TE PUEDE INTERESAR

Por estos “blancos” de su memoria, el artista no entendía que estaba pasando cuando se despertó en el sanatorio atado a una camilla. “No recordaba nada y quería que me suelten, me fueron dando medicación para calmarme, lo mandaron a mi hermano Bambi a contarme, es una de las personas que más quiero y no podía creer cuando me contaba lo que pasó, no lo creía, pensé que era algo que me dijeron para que parara de consumir".

A su vez, Chano reveló: "Desde las semanas antes no recuerdo nada, llegué a casa y empecé a ver objetos que había comprado que no reconocía, me contaron lo del tiro, la secuencia, me contó cosas mi médica en quien confío y a quien le contaba cuando consumía y no podía parar. Me contaron que estaba intubado y ella se acercaba y yo lloraba. Soy una persona buena, está mal que lo diga yo, pero no tengo relaciones conflictivas cuando no consumo”.

En referencia a su tratamiento psiquiátrico, se mostró muy entusiasmado por los avances que ha logrado. “Ahora vivo en una estructura muy rígida que me hacía falta la verdad. Hay gente que puede parar, yo estoy agradecido a la enfermedad que tengo porque hay personas que no llegan a consumir y llevan una vida de manera compulsiva sin darse cuenta que tienen una enfermedad que tratar y esto me permitió conocerme”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión