Política y Economía
TRAS LA POLÉMICA

Pignanelli sale a bajarle el tono a la pelea entre Maximo Kirchner y la CGT

El Jefe del Bloque Oficialista disparó con munición gruesa contra los líderes del bloque sindical y recibió una dura respuesta. El titular de SMATA pidió “desdramatizar”.

En medio de la polémica que se instaló entre Máximo Kirchner, jefe del bloque oficialista en la Cámara de Diputados de la Nación, y los jerarcas de la Confederación General del Trabajo, apareció una bandera blanca y un mensaje para “desdramatizar”.

Hay que recordar que Kirchner había cuestionado el rol de los gremios de la CGT durante una exposición en el Congreso. El hijo de la vicepresidenta les recriminó haber firmado un comunicado junto a AEA, en el que los principales empresarios del país hablaron de “muchas décadas de muy mala performance económica” del país.

TE PUEDE INTERESAR

Por eso salió con los tapones de punta, especialmente contra Héctor Daer, que encabezó el triunvirato de la CGT durante el macrismo. “Que me diga cuántos afiliados tenía el 25 de mayo de 2003, cuántos el 10 de diciembre de 2015 y cuántos en 2019. O le preguntaría a los otros gremios y ahí vemos si es tantas décadas”.

Máximo recibió una dura respuesta: “ese muchacho no laburó en su vida” ironizó Carlos Acuña, que supo integrar el mismo triunvirato que Daer.

Hoy, el titular del Sindicato de Mecánicos y Afines de la Industria Automotriz (SMATA), Ricardo Pignanelli, salió a bajar la espuma. Pidió “desdramatizar la controversia generada entre la CGT y algunos legisladores nacionales” y exhortó “a buscar los consensos y debates necesarios para atender las necesidades de los trabajadores”.

“No debemos subestimar que en 2003 SMATA tenía 23.000 trabajadores, en 2015 alcanzamos 93.000 y a partir de la gestión presidencial de Mauricio Macri nos quedamos con 80.000”, agregó, en declaraciones a Télam, respondiendo al desafío de Kirchner, y señaló que con su pedido, el hijo de Cristina y Néstor “no ofendió a nadie, porque las estadísticas hablan por si solas de cómo creció la industria nacional durante esos 12 años”.

También planteó la necesidad de llegar a la “unidad del Movimiento Obrero, junto a las CTA y los Movimientos sociales”. “Llegó el momento de dejar las vanidades y los enfrentamientos intestinos y aprovechar que estamos frente a un Modelo Nacional, porque nadie se salva solo y es preferible ser parte del todo y no todo de nada”, remató.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión