Política y Economía
SIGUEN LAS CRÍTICAS A BRAUN

La CGT se sumó a las críticas al dueño de La Anónima

En un comunicado, la CGT se sumó al rechazo a la política de remarcación de precios del importante supermercadista, Federico Braun.

La Confederación General del Trabajo (CGT) salió al cruce del supermercadista y dueño de La Anónima, Federico Braun, y criticó "el afán lucrativo desmedido" de las empresas que intervienen en la cadena alimenticia.

"Remarca precios todos los días", fue la respuesta de Braun ante la pregunta sobre qué hacía la empresa que dirige con la inflación, en el marco de una ponencia en el hotel Sheraton de Buenos Aires, durante el vigésimo aniversario de la Asociasión Empresaria Argentina (AEA).

TE PUEDE INTERESAR

Desde entonces, el dueño de la más importante cadena de supermercados de toda la Patagonia no paró de recibir críticas. Primero, de la vicepresidenta Cristina Kirchner, luego del presidente Alberto Fernández, el ministro de Economía Martín Guzmán y, nuevamente, de la ex presidenta, quien recordó una entrevista a Braun en la que se regosijaba de lo bien que le fue durante la hiperinflación de los 80´ mientras la población padecía incluso hasta dos remarcaciones de precios en el mismo día.

Para un supermercado que paga a los 60 días, y vende al contado, se genera lo se llama R.E.I. (resultado por exposición a la inflación), yo decía “no era un rey, era un emperador”, porqué nuestro balance en el 86, 87, 88, con la inflación creciente, fue espectacular. Empezamos a ganar 10% en última línea, era un balance difícil de leer, porque en bruto era un 12% pero después venía R.E.I, que era una enorme masa de dinero y que el final hacía que sacáramos el 10%, y eso nunca más”, había explicado Federico Braun sobre sus balances durante la hiperinflación a una académica de Harvard en 2008.

Por ello, tras la confirmación de que la supuesta humorada de Braun en la AEA fue en realidad una descripción de la realidad, este jueves la CGT se sumó a denunciarlo en un comunicado en el que señaló que "remarcar precios todos los días, como dice Braun, definitivamente no es el camino para aliviar la inflación que maltrata el bolsillo de los trabajadores y trabajadoras".

"Los aumentos considerables que la cadena de valor de los alimentos hoy tienen, muchos se basan en el afán lucrativo desmedido de aquellas empresas que intervienen en el principal sostén de vida d elos trabajadores, y que se llevan la mayor parte de sus salarios: los alimentos. No en vano es impactante ver cómo la Canasta Básica Alimentaria siempre está por encima de la inflación media mensual", añadió.

"Distribuir riqueza también es ser solidariamente responsables en pensar en los que menos tienen, y dejar de aumentar “por si las dudas” para, solidariamente, disponer el Capital Nacional al servicio de la actual coyuntura económica", continuó.

"Como venimos manifestando se requiera de inversiones genuinas para generar trabajo, empleos y condiciones dignas de labor. Y ello, centralmente, debe ir acompañado de una mirada social por parte del empresariado argentino. Y, con más razón aún, de aquellos que tienen directa vinculación con la cadena de valor de los alimentos", señalaron.

Y concluyeron que "en la búsqueda consensuada de las herramientas para aliviar la crisis, los empresarios deben reconocer sin excusas su parte de responsabilidad respecto de la situación actual de alta inflación. Desconocerlo y buscar las ganancias a expensas de los que menos tienen no es el camino de una Argentina que nos incluya a todos y todas".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión