Política y Economía
LUEGO DE AMENAZAR CON RENUNCIAR

Ahora con la presencia de Pablo Moyano, el presidente cenó con la CGT

El presidente Alberto Fernández recibió a dirigentes de la CGT luego de la crisis interna que casi terminó con la ruptura de Moyano.

Septiembre termina con una semana tumultuosa para el movimiento obrero, que encontró a sindicatos de distintos rubros en conflicto con las empresas en las que trabajan sus representados -el de neumáticos cobró mayor relevancia pero también vivieron días de tensión el SUTPA y ATILRA- y, por otro lado, a la cúpula de la CGT sumida en una fuerte crisis que casi acaba con la renuncia de Pablo Moyano.

Al parecer la crisis interna de la Confederación General del Trabajo venía gestándose hace meses, pero un encuentro que mantuvo el presidente Alberto Fernández en la noche del lunes con Héctor Daer y Carlos Acuña fue el episodio que terminó por dinamitar los acuerdos que pendían de un hilo entre ellos y Pablo Moyano, quien no fue invitado a la cena.

TE PUEDE INTERESAR

Fue el Frente Sindical quien, en una tensa reunión, logró convencer al líder de Camioneros de continuar en el triunvirato. Luego, el Presidente lo invitó a una nueva reunión que compartió con los dirigentes de los sindicatos de la central obrera ayer por la noche en la quinta de Olivos.

Según indicó el referente del gremio de los canillitas Omar Plaini en diálogo con AM 750 el encuentro, en el que además del presidente participaron el Jefe de Gabinete Juan Manzur y el secretario general de la presidencia Julio Vitobello, giró en torno a seis temas centrales que preocupan al sector sindical en este presente, al que calificó como 'dual': "Tenés a los restaurantes llenos pero también los merenderos y comedores populares están llenos".

¿Cuáles fueron los puntos que discutieron?

Plaini detalló que el punto principal fue la ampliación de los beneficiarios del salario familiar, ya que es universo de más de "6 millones trabajadores asalariados" de los cuales solo dos millones perciben este ingreso familiar".

Otro de los temas que abordaron fue el impuesto a las ganancias. Además, ahondaron en "cómo reformulamos el salario mínimo vital y móvil del cual están enganchado incluso los trabajadores informales, tema que tiene su complejidad y sus complicaciones".

El control de precios también estuvo presente en el encuentro. En ese sentido, se apuntó contra los formadores de precios y sostuvo que "lo que más castiga el bolsillo del hombre y de la mujer que trabaja es el tema de la inflación".

Por último, Plaini reconoció que un item que divide aguas dentro de la CGT es si aparte de las paritarias también se le debe otorgar una suma fija o un bono. Pese a que volvió a debatirse, una vez más fracasó cualquier acuerdo. Por último, en la reunión se marcó la preocupación por la situación de los jubilados y su poder adquisitivo.

"Las expectativas siempre están"

El sindicalista y también senador provincial se mostró conforme con la recepción por parte del Gobierno y aseguró que se fueron "con expectativas del compromiso que nos dio el presidente de abordar estos temas y de ver como podemos resolverlo."

"Más allá de todo lo que hablamos siempre esta esa expectativa sabiendo el contexto y la situación en la que está el país", manifestó. Y agregó que a pesar de esto "también insistimos en que el Estado tiene que poner en práctica sus herramientas porque tiene que haber un Estado clarificador, orientador y regulador, de lo contrario siempre el mercado te termina ganando la partida".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión