Política y Economía
PODER LEGISLATIVO

Censo 2022: la posibilidad de terminar con otro privilegio porteño

La asignación de diputados en el Congreso de la Nación y en la Legislatura de Provincia de Buenos Aires sujeta al censo de población desactualizado.

Dentro de la política, que es el escenario de las prácticas que ejercen quienes están en funciones, sobresale lo político que atiende al ámbito de las negociaciones. En esa línea, al recorrer las voces de distintos dirigentes se denota un acuerdo: hay estamentos de la democracia que hay que actualizar como, por caso, la atribución de diputados de acuerdo a un censo actual.

Entre estos arreglos se pueden recorrer sin fines de problemáticas sociohistóricas y económicas que no encuentran un cause orgánico. Sobre todo hay una y es relativa a la crisis de representación que no solo tiene que ver con la capacidad de las personas que ocupan resortes de poder, sino también con el proporcional peso identificado a un distrito.

TE PUEDE INTERESAR

Es decir, en las normas que digitan cuántos legisladores corresponden según cada circunscripción, se detalla que el ajuste debe ir de la mano con el crecimiento demográfico de cada localidad.

No obstante, una ley de 1982, mediante la cual la dictadura cívica, eclesiástica y militar estableció la fórmula para determinar cuántos diputados le correspondían a cada distrito, redunda en la fórmula que da el número de diputados que cada distrito tiene en la actualidad.

censo-digital-arg.jpg
El Censo 2022 debería tener un impacto favorable para la Provincia en la correlación de fuerzas dentro del Congreso

El Censo 2022 debería tener un impacto favorable para la Provincia en la correlación de fuerzas dentro del Congreso

¿Cómo afectó la medida de la dictadura militar?

En la ley 22.847 que incorporó a la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, tomaron como base el censo de 1980, que arrojó una población total de 27,9 millones de habitantes en Argentina y estableció que cada distrito tendría un diputado cada 161.000 habitantes o de acuerdo a una fracción superior a 80.500.

Si bien la ley respeta el principio constitucional que establece que el número de diputados debe ser proporcional a la población, la ley de 1982 introdujo otros elementos en la ecuación que alteran esta relación descrita entre las personas que hay en una circunscripción y la representación en los escaños.

En el artículo 3° de la norma otorgaron 3 diputados a todos los distritos y se insertaron dos límites mínimos: primero, que ningún distrito puede tener menos de 5 diputados y segundo, que no pueden tener menos diputados que los que tenía en el Congreso en 1976 cuando se produjo el golpe militar.

Esta cuestión genera una distorción en la relación población-diputado que da el fruto de que algunas circunscripciones poco pobladas están sobrerrepresentadas en el Congreso Nacional y otras más pobladas están subrepresentados.

¿Qué pasa en el Congreso de la Nación?

En el Artículo 45 de la Constitución Nacional se aclara que “después de la realización de cada censo, el Congreso fijará la representación con arreglo al mismo, pudiendo aumentar pero no disminuir la base expresada para cada diputado”. Actualmente en la Cámara hay 257 diputados, pero la asignación que debería primar conforme a la ley indica que debería alcanzar los 324 miembros. ¿Por qué?

Por caso, el investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Diego Reynoso, concluyó que "el reparto actual ha intentado favorecer a las provincias de menor tamaño, pero al mismo tiempo ha conservado un privilegio para la Capital Federal, que se beneficia de un poder extraordinario y arbitrario en el Congreso".

Incluso aseveró que "las provincias más pobladas como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza están siendo perjudicadas severamente por la falta de actualización representativa, del mismo modo aunque en menor medida que las demás provincias".

"Considerando los nuevos datos poblacionales - del censo 2010- (...) todas las provincias deberían haber recibido diputados adicionales por su población, con la excepción de Catamarca, La Rioja, Santa Cruz, La Pampa y Tierra del Fuego que seguirían manteniendo el piso mínimo de 5 diputados", remarcó el cientista social.

¿Cómo debería ser el reparto sujeto a la población actual?

Conforme el crecimiento demográfico, la Provincia de Buenos Aires tendría que elegir 100 diputados (en vez de 70), Córdoba 24 (en lugar de 18), Santa Fe 23 (19), Mendoza 14 (10), al igual que Salta que tendría que elegir 11 (7).

En tanto, las provincias que deberían recibir 3 diputados adicionales serían Tucumán (12 antes que 9) al unísono que Misiones y Chaco debería tener 10 escaños (7).

Además las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Santiago del Estero y Río Negro tendrían que haber recibido 2 escaños adicionales a los que actualmente eligen, mientras que San Juan y Jujuy, así como Neuquén, Chubut, Formosa y San Luis tendrían que recibir un diputado adicional.

En contrapartida, la Capital Federal (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) fue favorecida en 1972, ratificado en 1983, al confierle un número de escaños superior al del cociente y el adicional.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión