Sociedad
SU SÍNDROME DE CABECERA

Nelson Castro comparó a Nerón y Trump con Cristina Kirchner

El médico y conductor de la señal TN, Nelson Castro apeló nuevamente al síndrome de Hubris para calificar a Donald Trump y volver sobre Cristina Fernández

Hasta que el Dr. Nelson Castro no habló de ese síndrome en los años de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, realmente nadie lo conocía fuera del ámbito específico de la medicina que lo diagnostica.

Pero él lo popularizó. Si alguien menciona el "Síndrome de Hubris" en Argentina la primera imagen que se viene a la cabeza no es la de la supuesta paciente, sino la del propio Castro.

TE PUEDE INTERESAR

Ayer volvió, después de mucho tiempo a insistir sobre ese particular pero ahora adjudicándole el mal a Donald Trump, a quien comparó con Nerón, el emperador que quemó Roma en el año 64 de la era cristiana, y por supuesto (como lo vienen haciendo en los grandes medios al unísono desde el ataque al Capitolio) también con Cristina Fernández de Kirchner de quienes afirmó con la seguridad de un "profesional de cabecera de esos enfermos" que los tres comparten ese mal.

MooTU6JYWiXyd36W.mp4

Nelson Castro volvió a comparar a Trump con Cristina y le sumó a Nerón por su Síndrome de Hubris

La orden bajada desde los altos mandos mediáticos más poderosos ya se vislumbra clara: pegar la imagen alicaída, vergonzante y antidemocrática de Trump a la de la Vicepresidenta Fernández de Kirchner, y despegarla absolutamente del ex mandatario Mauricio Macri, para quien Trump hizo lobby en el FMI (admitido por funcionarios de su propia administración) para el préstamo de 50 mil millones de dólares, con el fin de asegurar su triunfo en las elecciones de 2019.

Por eso, ya sea con este tema médico recurrente en el Dr. Nelson Castro, como con la comparación de la no entrega del mando de Trump a Biden el próximo 20 de enero, las grandes pantallas, diarios y radios de esos grupos de Medios concentrados salieron en tropel a igualar al todavía Presidente de los Estados Unidos, con Cristina Fernández.

No importa si la comparación es amañada, tergiversada, traída de los pelos o directamente un invento mentiroso, lo importante es machacar con que Trump y la Vicepresidenta constituyen la analogía perfecta entre Estados Unidos y Argentina en materia de su relación con el poder.

Nelson Castro advirtió con certeza de especialista médico y político: "Ojo que si seguimos actuando así, aparecen estos Nerones del siglo XXI", (en referencia a Trump y Cristina).

Y la orden para los empleados y comunicadores de estas empresas es más importante aún por estos días: no mencionar JAMÁS la amistad y la gran ayuda del saliente presidente norteamericano con el anterior mandatario argentino, Mauricio Macri.

La poca seriedad médica de señalar a distancia un Síndrome como el de Hubris en los años en que Castro ocupaba un horario central en TN, le valió las críticas de toda la comunidad médica porque su tarea era más una opinión política que la de un profesional de la medicina, por carecer sus afirmaciones de fundamento científico, al no existir ninguna relación Medico/Paciente que pueda diagnosticarlo.

Un hecho paradójico en esta nueva acusación de Nelson Castro a Trump y Cristina de padecer ese síndrome es que desde la neurociencia cada vez más frecuentemente se asocia esa particular enfermedad a los propios médicos cuando ejercen su poder sobre los pacientes y muestran un grado de falta de empatía que los vuelve soberbios y distantes.

Así lo expresan, por ejemplo, estudios de profesionales neurólogos en documentos de la Universidad de La Rioja en España:

"El síndrome de «hubris» (SH) es un trastorno psiquiátrico adquirido que afecta a personas que ejercen el poder en cualquiera de sus formas. Se ha descrito en multitud de campos, desde la política a las finanzas. La relación médico-paciente también es una relación de poder. La falta de humildad y empatía en su ejercicio puede hacer que cualidades como la confianza y seguridad en uno mismo se transformen en soberbia, arrogancia y prepotencia características del médico con Síndrome de Hubris".

A Castro, en este caso le cabría quizás la frase infantil argentina muy usada por los niños de los años '70s y' 80s...."El que lo dice, lo es".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión