Política y Economía
EL ETERNO REGRESO

Carrió tiene más despedidas y retornos que Los Chalchaleros

Autoexcluida de la política una y mil veces, Elisa Carrió volvió a recomendar no darse la vacuna rusa y a decir que ve "arrugado" a Alberto

Que si voy que si vengo, que si vengo que si voy. Así podría definirse a Elisa "Lilita" Carrió en su relación con la política. Siempre descolocando a sus espectadores televisivos al "border" de interpretarla seriamente o en tono de broma. Esta vez tuvo su paso por La Nación+, el canal que lentamente se erige en la voz oficial de la oposición argentina, peleándole a TN el liderazgo de ese top en la defensa de lo establecido. Uno de los temas que abordó fue la vacuna rusa.

Ya en el inicio, en sus propias palabras, Carrió advirtió : "La inteligencia rusa está directamente ligada a Cristina, no se pongan la vacuna rusa" dando a correr irresponsablemente, como dirigente que aún es, una de las teorías conspirativas más ridículas de la historia, pero que al igual que Trump en Estados Unidos, aprovecha de manera política sabiendo que hay un público que de en forma inconsciente ama adherir a esas ideas de contubernios globales de líderes deseosos de "dominar el mundo", cual si fueran "Cerebro" de la recordada serie infantil "Pinky y Cerebro".

TE PUEDE INTERESAR

BzihneZVKflTLZqZ.mp4

"Esto es una nube de humo, es la desesperación de Cristina" a quien en pocos segundos de intervención ya había mencionado dos veces, como si quisiera inscribirse ella también en la competencia del "CRISTINÓMETRO" que se está popularizando en las redes para ver quien hace más alusiones a la vicepresidenta en espacios televisivos (Leuco padre y Majul, son los líderes por ahora).

Luego, cambiando de orientación, pero sin dejar de mencionar a Cristina abordó el tema de la defensa que ella hace sobre la postulacion del juez Daniel Rafecas para ser Procurador General y que le valió muchas criticas de sus propios allegados y aliados de la coalición Cambiemos. "Miren, Rafecas no es un militante, ¿que quieren, que vuelva Cristina y que ponga a Peñaflor?" dijo, generando un furcio adrede y peyorativo hacia la abogada Graciana Peñafort, la funcionaria ligada al Kirchnerismo, a la que le cambió el apellido por el de la recordada bodega mendocina (chiste que le hacen a Peñafort desde la sala rosa de jardín de infantes).

Enseguida ya en tono más vibrante advirtió a quienes la escuchaban "¿Qué quieren que los envenene la SIDE de Cristina como envenenó Putin al opositor?" nombrabdo a esa altura a CFK por cuarta vez.

Y ya para finalizar, con su típico estilo de panegírico mesiánico, se arrogó el poder de frenar lo que por millonésima vez utilizó como cuco y es el camino irreductible a ser Venezuela "¿Qué quieren que pase como en Venezuela que todos están exiliados y por eso gana Maduro? Yo no lo voy a permitir"

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión