Política y Economía Agro
Crisis sanitaria y económica

Efecto cuarentena: El exigente pedido impositivo del campo al Gobierno para preservar empleos

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) presentaron una serie de propuestas a las autoridades para morigerar el impacto del golpe económico que supone la recesión por el aislamiento obligatorio por el coronavirus, y mantener las fuentes laborales. Desde postergación de crecimientos, condonación de intereses y sanciones, hasta aumento del mínimo no imponible.

“Los que producen y exportan tienen que hacer un esfuerzo”, dijo el presidente Alberto Fernández el primer día del mes de marzo en medio de las negociaciones por retenciones. Por supuesto que la irrupción imprevista de la pandemia del coronavirus alteró la realidad y quemó los papeles de lo estipulado.

Por eso, luego de la prórroga de la cuarentena anunciada por el gobierno hasta el próximo 12 de abril, y teniendo en cuenta el impacto en la economía que eso supone, el campo es ahora el que vuelve a exigirle medidas al Gobierno dentro del marco impositivo.

Mediante un comunicado, las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se enumeraron las propuestas presentadas al Gobierno Nacional para paliar la crisis e “intentar preservar los empleos que genera el sector agropecuario en lo largo y ancho del país”.

En primer lugar, la CRA pide la postergación de todos los vencimientos impositivos y previsionales de Nación, Provincias y Municipios hasta el 31 de julio de este año, con condonación de intereses y sanciones. Como así también la ampliación del alcance de la actual moratoria a todos los contribuyentes (no solo para las pymes), extendiendo el plazo a las deudas vencidas al 31 de marzo próximo.

Asimismo, el campo solicita la modificación del calendario de consolidación del plan de pagos (moratoria) según RG AFIP 4667/2020 (hasta marzo permite 120 cuotas y en abril 90 cuotas). El Decreto 316/2020 sólo se refiere al plazo de vencimiento final de la moratoria que era abril 2020.

Por otro lado, exigen la deducción especial en el Impuesto a las Ganancias de los sueldos totales abonados, equivalentes a: a) 300% para empresas que mantienen la nómina salarial; b) 200% para empresas que reducen solo el 10% de la nómina; c) 100% para empresas que reducen solo el 20% de la nómina; como así también que se permita la deducción de las donaciones sin tope destinadas a fines sanitarios, hospitalarios, comedores y victimas del coronavirus.

También pretenden establecer amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias de los bienes del activo fijo, en un solo ejercicio (excepto los automóviles); el aumento del mínimo no imponible de las contribuciones patronales, hasta $30.000 por cada trabajador; el permiso para el cómputo del 100% del ajuste por inflación en un solo ejercicio fiscal; y la eliminación del pago de la cuota 5 del Anticipo ganancias personas físicas al igual que anticipos de personas jurídicas.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión