Política y Economía
Perlitas de la entrevista con Majul

Macri admitió que mintió en la campaña de 2015 para no generar “desánimo”

El presidente Mauricio Macri puso en jaque su principal activo discursivo ayer, cuando admitió que dijo la verdad recién “en marzo”. También rectificó el rumbo de la promesa de "pobreza cero".

Finalmente llegó el día que al presidente Mauricio Macri no le quedó otra que admitir que las promesas de campaña que lo llevaron a la presidencia no eran otra cosa que mentiras. Fue durante la entrevista concedida a Luis Majul, en la que se justificó de una manera un poco extraña.

El presentador le preguntó explícitamente por las diferencias entre las promesas y los hechos que dan cuenta de más de tres años de gestión y Macri buscó un argumento emocional: “Si yo hubiese arrancado y asumía el cien por ciento de lo quebrada que estaba la Argentina, no me hubiese metido a arreglar una cosa así”, respondió exaltado.

Majul, impasible, le devolvió: “No tiene que ver con la manija, tiene que ver con decir la verdad”.

“Dijimos la verdad”, retrucó Macri, pero agregó: “en marzo”. “Decir la verdad en esa profundidad traía desánimo”, agregó. Marzo fue el mes en el que el presidente habló ante el Congreso reunido en Asamblea Legislativa, y significó la primera variante del discurso de campaña. Entonces fue cuando admitió, por ejemplo, que pobreza cero era “una aspiración”.

Ayer volvió a sostener ese argumento. “Prometió pobreza cero”, le recordó Majul, provocando una fuerte respuesta de parte de Macri: “Dije que es una tendencia a la cual debemos… y sigo trabajando para eso. Vamos a tener la misma pobreza o similar a la que recibimos”, insistió.

Esa cadena de “sincericidios” no le impidió al Presidente seguir jactándose de su supuesta honestidad en lo que quedó de la nota. Se animó a asegurar que los argentinos no debemos “aceptar más que nos mientan” y conminó a los gobernadores admitir que el del Gobierno “es el único camino”, como, dijo, aseguran en privado.

“Vamos explícitamente a mentirle más a la gente”, retomó, exaltado, aunque llegó a frenarse para asegurar, en otro tono, “yo nunca le he mentido”.

La explicación para los contrastes del discurso llegó, como no podía ser de otra manera, de boca del propio Macri: “Viste como somos los seres humanos: hacemos un recorte parcial que nos favorece”, admitió.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión