Política y Economía
JUAN XXIII

Misteriosa campaña propone a un candidato para 2023

En Mar del Plata aparecieron afiches con una leyenda que impulsa una candidatura para la próxima campaña electoral.

La actividad política de la provincia de Buenos Aires, y de todo el país, se trasladó a la costa atlántica. Tras una serie de carteles ruteros, actos oficiales, recorridas y reuniones partidarias, apareció el condimento que faltaba: afiches proselitistas. La imagen se vio primero en Mar del Plata, pero no tardó en generar especulaciones en redes sociales. No es para menos: el mensaje dice solamente "Juan XXIII" y lo firma La Rucci.

El cartel de fondo azul con letras blancas remite a quien fuera papa entre 1958 y su muerte sucedida en 1963, pero por ahora no hay precisiones sobre el autor de la campaña ni sobre la candidatura presidencial que está impulsando para la próxima campaña electoral. Por un lado, es posible que se trate del actual jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manzur, quien, en teoría pretende volver a gobernar su provincia natal (Tucumán). Por el otro, se habla del referente de Patria Grande y conocido por su cercanía con el papa Francisco, Juan Grabois.

TE PUEDE INTERESAR

Hasta ahora, dos diputados nacionales de Patria Grande se hicieron eco de los afiches y abogaron por la candidatura de Grabois. "Juan XXIII? Suena bien", dijo Itai Hagman. "En la calle piden Juan XXIII", sumó Natalia Zaracho. Sin embargo, el propio Grabois negó estar lanzándose como candidato y tener relación con la campaña en cuestión. "Juro que no sé quién pegó los carteles. Sobre candidaturas charlamos más adelante", indicó a través de Twitter.

¿Quién fue Juan XXIII?

Sea de quien sea la misteriosa campaña, el dirigente de Patria Grande propuso "recordar algunas lecciones de aquel gran humanista". El papa Juan XXIII es recordado por haber convocado al Concilio Vaticano II que se realizó el 11 de octubre de 1962 y desde ahí propuso una revolución para las estrictas normas de la Iglesia Católica. Uno de los cambios que introdujo fue, simplemente, adaptar la liturgia a las lenguas vernáculas de cada sociedad (antes las misas se celebraban en latín).

Además, publicó ocho encíclicas y fue mediador entre la URSS y Estados Unidos durante la llamada Crisis de los Misiles, entre otras tareas destacados. Juan Pablo II lo beatificó en el año 2000 y Francisco I autorizó su santificación en 2013. Lo apodaban el Papa Bueno.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión