Política y Economía
Nuevo escenario

Mientras Cambiemos se desmorona, el monzoismo lanzó señales hacia el Frente Renovador

El diputado provincial, Marcelo Daletto, se despidió de la legislatura bonaerense con un mensaje en agradecimiento a Sergio Massa y Malena Galmarini.

La estrepitosa derrota de María Eugenia Vidal ante Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires aceleró el proceso de desgranamiento de Cambiemos. En ese sentido el monzoismo, uno de los sectores heridos que dejó el armado de listas del hasta ahora oficialismo, salió a la carga esta semana. En la Legislatura bonaerense, lanzó fuerte críticas hacia la gobernadora y envió señales al Frente Renovador.

El diputado provincial, Marcelo Daletto, tras pasarle una pesada factura a Vidal envío agradecimientos a distintos bloques y se detuvo particularmente en el massismo. Cuando tomó la palabra se refirió a la amistad que lo une tanto a Sergio Massa como a Malena Galmarini destacándoles el trabajo político que llevan a cabo.

TE PUEDE INTERESAR

“A los compañeros del Frente Renovador, todos ustedes saben la amistad que me une con quien conduce su espacio, Malena Galmarini, y también su marido, Sergio Massa", manifestó y agregó: “Los felicito también porque han tenido un trabajo extraordinario estos años. Unas veces nos pusimos de acuerdo y otras no".

Luego, habló sobre el titular del bloque massista en la legislatura, Rubén Eslaiman, y expresó: “¡Qué presidente de bloque! Hay que presidir un bloque con Sergio Massa al frente del Whatsapp, es realmente muy difícil".

"Hay que conducir un bloque, con todo respeto, con los integrantes del bloque del Frente Renovador, mucha paciencia tiene Eslaiman", añadió.

Estos gestos fueron realizados en medio de duras acusaciones hacia la mandataria provincial cuando Daletto aseguró ella “detesta” a Emilio Monzó. De este modo, la debacle política de Cambiemos se acentúa y cruje hacia el interior con sectores que se rebelan contra quienes conducen.

Mientras esto sucedía en la Legislatura bonaerense, Monzó encabezó un acto en Florencio Varela en lo que aparenta el comienzo de un reacomodamiento en el tablero. Así, las señales enviados a diferentes sectores toman otro color en medio del cambio de escenario político.

 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión