Tendencias
Software malicioso

Google retiró más de 800 aplicaciones "Creepware" que espían los usuarios por webcam

Son programas maliciosos que son utilizados para ataques interpersonales.

Las aplicaciones de tipo creepware son un tipo de software malicioso diseñado para que un usuario no experto pueda dañar a otras personas, a través de espionaje, acoso, suplantación de identidad, fraude, robo de información o encubrimiento.

Se trata de una serie de aplicaciones que va más allá del software espía, más habitual en los estudios, como señalaron los investigadores de NortonLifeLock y las universidades de Cornell y Nueva York, autores de la investigación.

TE PUEDE INTERESAR

Estos investigadores desarrollaron un algoritmo, denominado “creeprank”, que emplea el "principio de culpable por asociación" para identificar ejemplos de creepware no conocidos.

La colaboración con Norton permitió acceder a una base de datos sobre instalaciones de aplicaciones en más de 50 millones de dispositivos Android, con la que pudieron trabajar en la identificación de nuevos “creepware”.

Con ello, descubrieron “una gran variedad de potenciales aplicaciones creepware”. De forma manual codificaron mil aplicaciones con las puntuaciones más altas dadas por creeprank, de las cuales 857 podían identificarse como creepware. 372 aplicaciones espía se situaron en lo alto del ranking.

En total, y como recoge el texto del estudio, el ranking identificó más de un millón de instalaciones de distintas aplicaciones de tipo creepware, que incluían de burla (114 aplicaciones), acoso (80 aplicaciones) y los tutoriales de hackeo (63 aplicaciones).

Esta investigación, además, permitió denunciar a Google la presencia de 1.095 aplicaciones de tipo creepware en su tienda digital, de las que finalmente eliminó 813 por violación de términos.

El aumento del trabajo desde casa, intensificado por la pandemia del coronavirus, hizo que aparezcan más ataques, sobre todo a usuarios corporativos. Es decir, empleados que usan computadoras de sus empresas o cumplen funciones laborales desde sus casas.

Los expertos advierten de que el uso de redes y dispositivos domésticos para teletrabajar hace que las empresas sean más vulnerables a los ataques y, para revertir esta situación, explican que hay síntomas reveladores que los empleados no técnicos pueden comprobar para determinar si sus dispositivos han sido hackeados o infectados con malware

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión