Sociedad Tendencias
¿PURA CASUALIDAD?

El factor común "copitos" en el intento de golpe en Brasil

Analizando imágenes del intento de golpe de estado en Brasil por seguidores de Jair Bolsonaro, se ve a vendedores de copitos de azúcar en llamativa coincidencia

¿Era el lugar apropiado para que vendedores ambulantes de copitos de algodón de azúcar se paseen entre la turba violenta frente a los palacios institucionales de la capital de Brasil en el momento de mayor tensión de la democracia del país vecino desde 1964?

La pregunta es válida, porque además de no ser un entorno adecuado para ese tipo de oferta alimenticia, demuestra lo que algunos interpretan como una muy llamativa casualidad con el "oficio" que tenían quienes atentaron contra la vida de la Vicepresidenta Cristina Kirchner el último primero de septiembre, en el barrio porteño de Recoleta.

TE PUEDE INTERESAR

¿Se ha descubierto, acaso, una tarea que permite a operadores políticos o servicios de inteligencia infiltrar personajes hasta ahora insospechados de cumplir esa tarea, por camuflarse a la perfección en manifestaciones, para observar y probablemente informar a sus superiores de primera mano, acerca de los sucesos de los que son testigos privilegiados, e insospechados de cualquier otra actividad por pasar desapercibidos entre la multitud?

tP2mxbJ6mQbbklb7.mp4

Vendedores ambulantes de copitos de algodón de azúcar también se vieron entre la enardecida multitud que pedía por un golpe de estado en la capital de Brasil. Si se lo iguala al intento de magnicidio a la Vicepresidenta Cristina Kirchner ¿Se puede hablar de casualidad o patrón? ¿Son infiltrados?

La realidad es que videos y fotografías tomadas en la jornada de este domingo en las inmediaciones del Congreso, el Palacio gubernamental de Planalto, y la sede de Tribunal Superior de Justicia de Brasil, permiten observar al menos un (aunque quizás más) vendedor de esta golosina de fabricación casera entre la muchedumbre encolerizada que rompía y vandalizaba todo lo que encontraba a su paso.

En el segundo 25 del video que acompaña este artículo es posible visualizar al menos a uno de ellos, con un rostro extremadamente adusto.

Recordando lo sucedido los días previos al atentado contra Cristina Kirchner, y lo que se descubrió en las aún inconclusas investigaciones posteriores, podría trazarse un paralelismo que permitiera inferir que determinados grupos políticos o institucionales ya saben que un método de realización de tareas de inteligencia es colocar vendedores entre la gente para trazar perfiles, o detectar detalles que sirvan a algunos fines indeterminados pero útiles para quienes "plantan" ese tipo de informante, o hasta infiltrado, dentro de la multitud.

copitos.jpg

Por supuesto que por la cercanía en el tiempo entre estos sucesos de ayer y el descubrimiento, ahora viralizado, todavía no existe certeza concreta sobre si se trata de una casualidad o se puede señalar como un patrón, pero como los argentinos tenemos muy fresca en la memoria esa original manera de conseguir información de algunos potenciales asesinos, ahora en redes se multiplican los usuarios nacionales que detectaron esta "extraña casualidad", y que se ve potenciada por encontrarse en un ámbito que representa a una ideología similar a la de Revolución Federal, con posturas de extrema derecha en ambos países.

https://twitter.com/Exagerardez/status/1612273350533079044

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión