Sociedad Historias bonaerenses Historias bonaerenses
HISTORIAS BONAERENSES

El Paraíso: el pueblo donde Borges fue bibliotecario en un castillo

El Paraíso es un pueblo de 400 habitantes del partido de Ramallo. En este lugar, Jorge Luis Borges y otras personalidades históricas dejaron su huella.

El Paraíso es una localidad dependiente del partido de Ramallo, a 260 kilómetros de la ciudad de La Plata. En este lugar, Jorge Luis Borges y otras personalidades de la época dejaron su huella. Conocé su historia.

El Paraíso, como tantos otros pueblos de la provincia de Buenos Aires, nació al calor del ferrocarril, específicamente “Ferrocarril Central Argentina”. Para llegar hasta allí, desde Ramallo hay hacer 11 kilómetros, por una ruta provincial de tierra.

TE PUEDE INTERESAR

En 1881, la compañía Engels vendió unas tierras que el Gobernador rioplatense Bruno Mauricio de Zabala en 1721 otorgara en merced al Capitán Francisco Gutiérrez, paraje actualmente conocidas como “Cañada de los Cuero”. Luego, fueron vendidas a Mariano Unzué y en 1889 fueron heredaras María Unzué de Alvear. Asimismo, el Estado le había otorgado un sobrante lindero a la Estación de doscientas hectáreas.

el paraiso.jpg
Estación de trenes de El Paraíso.

Estación de trenes de El Paraíso.

Sin embargo, unos años antes, en 1883, había sido fundada la localidad de El Paraíso. Su nombre surgió de la estancia de Mercedes Lavallol, la cual se encontraba a pocos metros de la actual estación de trenes. A su vez, esta estancia fue cedida y allí comenzó a funcionar la Escuela N° 4.

El primer servicio del ferrocarril que funcionó en El Paraíso fue el 1° de febrero de 1886. Una vez asentada la estación, lentamente comenzaron a surgir los primeros comercios con la autorización de María Unzué de Alvear, como, por ejemplo, el Bazar de Pedro Corposi; las carnicerías de Pedro Agotegaray, José Castro y Víctor Lobais; la Farmacia de Humberto Speciale; las herrerías de Carlos Cuvino, Roberto Di Bocci y Camilo Rutis; la agencia YPF de Emiliano Bucci; y las peluquerías de Gerardo Doti y Luis Español. Muchos de ellos ya no existen.

Al tiempo se llevó a cabo una división de lotes expropiados y cercanos a la estación, los cuales fueron vendidos en cuotas a chacareros que se encontraban habitándolos. El pueblo fue creciendo lentamente debido a la falta de servicios y a los pocos lotes disponibles. En este sentido, Unzué de Alvear donó un terreno de 1600 metros cuadrados de su propiedad. Estas tierras se utilización para la construcción de un destacamento de policía, una escuela, correo y telecomunicaciones. Finalmente, en 1950 se expropiaron las restantes tierras de Unzué de Alvar para la creación del pueblo.

“La Rivera”, la estancia donde Borges fue bibliotecario

El Paraíso se destacó como un espacio cultural ya que varias personalidades de la historia argentina como Bartolomé Mitre, Jorge Luis Borges, Fermín Estrella Gutiérrez, Lía Simaglia de Espinosa, Leopoldo Lugones y Pedro Miguel Obligado lo visitaron en reiteradas ocasiones.

Estos personajes destacados de la cultura se reunían en las estancias “El Castillo” del poeta gauchesco Rafael Obligado y “La Rivera” de la pintora María Obligado y de su esposo, el escritor Francisco Soto y Calvo.

de obligado.jpg
Castillo de Obligado.  

Castillo de Obligado.

“El Castillo” fue tan relevante en la historia de Ramallo que hoy es parte de su escudo. Este edificio fue construido en las barrancas del Río Paraná por Rafael Obligado en 1896 en honor a su esposa, Isabel Gómez Langenheim, y se realizó con un estilo romántico y ambientación gótica. Este castillo cuenta con tres pisos con ventanales ojivales, 24 habitaciones y seis baños. Actualmente, los visitantes no pueden acceder a ella y allí viven descendientes de Obligado.

Por otro lado, se encuentra “La Rivera”, que perteneció a la pintora María Obligado y su esposo, el escritor Francisco Soto y Calvo. En esta estancia, durante un breve transcurso de tiempo el escritor porteño Jorge Luis Borges, se desempeñó como bibliotecario.

Borges viajaba desde la Ciudad de Buenos Aires en tren hasta El Paraíso, donde subía a un carruaje que lo alcanzaba hasta la estancia. Una vez finalizada su tarea como bibliotecario, regresaba a su ciudad por el mismo medio.

soto y calvo.jpeg
La biblioteca del palacio de la estancia "La Rivera", donde Jorge Luis Borges fue bibliotecario.

La biblioteca del palacio de la estancia "La Rivera", donde Jorge Luis Borges fue bibliotecario.

Sin embargo, por cuestiones personales se distanció de los dueños de la estancia y abandonó aquel puesto de trabajo. Al tiempo, en 1945 el castillo de esta estancia fue demolido, ya que en aquella época el hierro cotizaba alto y gran parte de su estructura estaba hecha de este material.

El Paraíso, un pueblo turístico

Actualmente, el Paraíso cuenta con solo 400 habitantes. En este marco, la Secretaría de Turismo de la provincia de Buenos Aires le dio la característica de “pueblos turísticos con menos de mil habitantes”. De esta manera, se busca darles impulso a las distintas actividades que se realizan en la localidad, pero con proyección turística.

Los visitantes pueden conocer la neoclásica Capilla Sagrado Corazón, ubicada en la Plaza Damiro Rocco; el Apeadero del Tren; y la Estancia Estrella Federal, donde aún se pueden observar los restos de la lucha por la Soberanía del Río Paraná, tomar el té o alojarse en el casco histórico y disfrutar de un mirador al río y los senderos parquizados.

el paraiso 2.JPG

La estación ferroviaria, que actualmente se encuentra abandonada, es otro de los paseos imperdibles de El Paraíso. El edificio consta de características de una construcción británica clásica, con ladrillos a la vista prolijamente alineados. Aún se pueden algunas canaletas de desagüe pluvial, las columnas, las tejas francesas y los portafaroles originales. Asimismo, se conserva la cabina de cambio de vías.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión