Política y Economía
Polémica

Intendente de Bolívar evalúa cerrar los geriátricos para evitar contagios masivos de jubilados y provocó el enojo de familiares

En medio de la preocupación que suscitaron los dos casos de numerosos contagios en geriátricos de Capital Federal, Marcos Pisano ordenó limitar al máximo la presencia de adultos mayores en geriátricos y despertó el malestar de los familiares.

El intendente de Bolívar, Marcos Pisano, se encuentra en medio de una polémica por la decisión de restringir al mínimo la presencia de jubilados en geriátricos del distrito. Luego de los casos de contagios masivos que se registraron en Capital Federal, el gobierno municipal considera que no todas las residencias de adultos mayores cumplieron con las normas de seguridad e higiene en el marco de la cuarentena.

Esto llevó a una decisión que produjo enojo en familiares de adultos mayores que se encuentran alojados en alguno de los 23 geriátricos de Bolívar. El argumento es que enviar a los adultos mayores a casas de sus familias implica que entren en contacto con personas que entran y salen de sus hogares. El dilema que se le presenta a Pisano es el de dónde se encuentran más a resguardo del virus.

TE PUEDE INTERESAR

En este marco, el Intendente decidió reunirse hoy con los propietarios de todos los geriátricos del distrito para consensuar una decisión. Además, se pudo ver al ex intendente y actual diputado nacional, Eduardo Bucca, salir a conversar con la gente que protestaba afuera del municipio.

Según informó el portal Presente Noticias, la preocupación del gobierno municipal surgió a partir del incumplimiento de los geriátricos de normas dictadas en el contexto de la cuarentena. Una de ellas ordenaba que los trabajadores de estas casas permanezcan "cama adentro" para evitar el contagio. Esto no habría sido cumplido como la Comuna pretendía.

Cabe recordar que en los últimos días se registraron al menos dos casos de contagios masivos en geriátricos de Capital Federal y despertó la preocupación de gobernantes de diferentes distritos que temen a que dicha situación se replique, con las sabidas consecuencias que conlleva el virus en personas mayores.

El martes se conocieron 19 casos de contagios de jubilados en un geriátrico del barrio porteño de Belgrano y ayer trascendió que 39 personas se contagiaron en un lugar similar en el barrio de Flores. En este último, los test se realizaron a partir del 7 de abril, luego del fallecimiento de un residente. De ellos, 4 eran empleados del lugar.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión