Política y Economía
DEBATE EN PUERTA

Boleta única: prevén "parálisis institucional" con su aplicación

Ante la propuesta de ir por la boleta única en papel para las próximas elecciones, desde el oficialismo pusieron reparos por su efecto real.

La oposición cargó la artillería mediática y legislativa para salir a reclamar la aprobación y puesta en marcha de la boleta única en papel para las elecciones de 2023, pero desde la vereda de enfrente no están tan seguros de su efectividad, al menos en este contexto.

Sebastián Galmarini, quien además de autoridad del Banco Provincia es docente de Sistemas Electorales en la UBA, señaló a INFOCIELO que esta iniciativa es “buscar soluciones para problemas que no tenemos”.

TE PUEDE INTERESAR

¿Por qué? En su argumento, Galmarini señaló que se podría generar una “parálisis institucional” en todos los niveles de Gobierno si se utiliza el modelo previsto, algo que analizó en comparación con la experiencia de Santa Fe y Córdoba, dos provincias donde ya se aplica ese método electoral.

“En el modelo de Santa Fe para cada categoría de cargo hay una boleta distinta, lo que alienta a que en los diferentes niveles se vote a distintos partidos, eso genera mayor dispersión y, en consecuencia, parálisis institucional”, marcó.

Es que con un Concejo Deliberante o Legislatura que no pueda coordinar con el Poder Ejecutivo, sería complejo llegar a los acuerdos para sancionar leyes, mucho más con un nivel de fragmentación partidaria tan alto como el actual, por lo que sería una tarea titánica para los Ejecutivos sancionar las normas que necesita.

“Vamos a condenar a nuestros gobiernos, cualquiera sea su color, a imposibilitar su tarea. Y además, alimentar la dificultad para identificar partidos y candidatos, solo aumenta la confusión de los electores”, agregó.

Boleta única en Papel.png
El modelo de boleta única de Santa Fe

El modelo de boleta única de Santa Fe

Los argumentos de la oposición, flojos de papeles

Uno de los argumentos que guía la propuesta de la oposición es el robo de boletas, algo que, según explicó Galmarini, “nunca existió en Argentina el robo de boletas como elemento central; nunca hubo un efecto que haya modificado el resultado electoral”.

Asimismo, señaló que además, la boleta es un “elemento de comunicación política”, que lo vuelve importante para candidatos que van detrás de quien encabece en ese momento en particular en sus comunidades.

“Lo que pasa en Santa fe y en Córdoba es que se pone una cruz, a veces es problemático el recuento porque se pone mal, o se hace la cruz fuera del recuadro y no se computa como voto valido, genera otros problemas”, señaló.

A ello, agregó el argumento del costo, ya que la oposición dice que abarataría los gastos de los partidos, pero el director del BaPro señala que es un costo que pasaría a depender de las arcas del Estado.

En tanto, desde Juntos arremeten con la iniciativa, que tuvo réplicas en la Legislatura Bonaerense. “Pareciera que nos conduce el minuto de fama”, cerró Galmarini.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión