Política y Economía
SIGUE LA POLÉMICA EN CASARES

Desde el sindicato negaron las acusaciones de bloqueo y arremetieron contra los dueños de la fábrica

Desde el sindicato de trabajadores de la industria lechera aseguraron que se trata de una medida de fuerza pacifica y no de un bloqueo.

Sigue al polémica por la medida de fuerza llevada adelante por el sindicato de los trabajadores de la industria lechera en una fábrica de Carlos Casares y que provocó que la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) saliera a denunciar un bloque sindical.

"Repudiamos los bloqueos sindicales que no permiten desarrollar la actividad productiva y garantizar el correcto funcionamiento de las plantas", sentenciaron, para agregar que ese tipo de acciones, "lejos de buscar una solución a los planteos gremiales, agravan la situación de las empresas".

TE PUEDE INTERESAR

En ese marco desde Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA), se hicieron cargo de lo dicho y negaron el bloqueo al establecimiento de Moctezuma.

"Se afirma, falsamente, que hemos 'bloqueado' el acceso al establecimiento en Moctezuma, donde nos desempeñamos habitualmente en nuestro trabajo y que hemos ejercido acciones violentas contra bienes y personas", manifestaron en un comunicado.

En ese sentido invitaron a los medios a "concurrir y corroborar en el mismo lugar la forma pacífica y legítima en que ejercemos los constitucionales derechos de huelga y de manifestar por nuestros reclamos".

Además el secretario general de ATILRA Heber Ríos compartió un video de la entrada a la fábrica y describió "siguen ingresando camiones con leche a la planta de producción de Lácteos Vidal. Como desde el primer día en que empezó la huelga de los trabajadores, nadie les impide el paso".

Embed

Denuncias de violencia contra los dueños

Desde ATILRA además de negar las acusaciones arremetieron con fuertes denuncias contra los dueños de la Lácteos Vidal a los que acusaron de tener "violentos antecedentes" entre los que destacan el uso de armas de fuego.

En ese sentido Gastón Moreno secretario general de la seccional de Trenque Lauquen de ATILRA relató en diálogo con INFOCIELO que el hecho al que hacen referencia ocurrió en plena pandemia en el año 2020 cuando "hicieron entrar a trabajar con covid a una persona mayor de 60". Ante el reclamo del gremio que pidió la implementación de un protocolo "primero Alejandra Vázquez (dueña de la fábrica) se sube arriba de un camión los encara y se choca un poste. Después el hermano sale a hablar con un arma de fuego en su posesión, la policía le hace un chequeo y le secuestra el arma".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión