Política y Economía
¿CÓMO QUEDAN LAS ESCALAS?

Bienes Personales: el Senado aprobó los cambios y ya es ley

El Senado de la Nación aprobó la reforma del impuesto a los Bienes Personales, por lo que se convirtió en ley.

El Senado de la Nación aprobó este miércoles la reforma de la Ley de Bienes Personales, que elevó los mínimos no imponibles a seis millones de pesos, para objetos particulares, y a treinta millones para las casas.

La reforma fue aprobada por 37 votos afirmativos del oficialismo y de senadores de bloques provinciales, mientras que los legisladores de Juntos por el Cambio se retiraron de la sesión por considerarla nula, debido a que la misma empezó 10 minutos más tarde a lo pautado.

TE PUEDE INTERESAR

El cambio en los mínimos no imponibles beneficiará a un universo de 500 mil contribuyentes y, según indicaron en el Palacio de Hacienda, "se mantendrá el nivel de recaudación con la suba de a millones del mínimo no imponible". Por ello, el ministro de Economía, Martín guzmán, entendió que se trata de "una medida progresiva, sostenible y equitativa".

¿Cómo quedó el impuesto a los Bienes Personales?

La reforma modificó el art. 24 de la ley 23.966, incrementando el mínimo no imponible de dos a seis millones de pesos. En el caso del inmueble destinado a casa-habitación, el piso se establece en 30 millones de pesos, cuando antes era de 18 millones de pesos.

A su vez, se dispuso que esos montos se ajustarán de forma anual de acuerdo al Índice de Precios que elabora el INDEC. Mientras que no será aplicables las disposiciones del artículo 10 de la ley 23.928 (ley de convertibilidad) y sus modificaciones, que prohíbe la indexación de deudas, impuestos, precios o tarifas de los bienes, obras o servicios.

-También, se añadieron dos nuevos tramos para los bienes nacionales de 1,50 % y de 1,75 % para las porciones de las bases imponibles que superen los 100 millones y 300 millones de pesos, respectivamente.

En cuanto a las alícuotas para los bienes situados en el exterior, se establecen porcentajes que van del 0,70 % al 2,25 %, es decir que pagarán más que aquellos biene ubicados en el país.

En esa línea, el gobierno nacional tendrá la facultad de disminuir estos porcentajes para el caso de activos financieros situados en el exterior, en caso de verificarse la repatriación del producido de su realización, supuesto en el que podrá fijar la magnitud de la devolución de hasta el monto oportunamente ingresado.

a sanción de los cambios producidos en el Senado.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión