Sociedad
HISTORIAS BONAERENSES

Subirá el Aconcagua cargando su bicicleta en la espalda

Emilia Pachado, estudiante de odontología en la UNLP, ascenderá en febrero el Aconcagua. Será la primera mujer en subir cargando su bicicleta en la espalda

Emilia Pachado nació en la localidad bonaerense Longchamps, partido de Almirante Brown, aunque vive y estudia en La Plata; trabaja en Capital Federal; y tiene puesta su mira en el departamento mendocino de Las Heras, donde se ubica el Cerro Aconcagua. La joven de 28 años, estudiante de la carrera de odontología en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), viajará hasta allí con el objetivo de ascender el pico más alto de América, pero de una forma bastante particular: lo hará absolutamente sola y cargando su bicicleta en la espalda.

“La idea de subir el Aconcagua surgió hace 5 o 6 meses” cuenta a INFOCIELO Emilia, a quien le restan apenas unas semanas para recibirse de odontóloga. Para ella, la travesía extrema a la mítica mole de piedra será como el viaje de egresados que no pudo tener cuando estaba en la secundaria: “Empecé a buscar qué podía hacer. Viajar a otro país e ir de fiesta en fiesta no es mi estilo, así que pensé ‘¿Si me voy al Aconcagua?’”.

TE PUEDE INTERESAR

La Plata - UNLP - La Plata .jpg

Emilia, que es ciclista, tenía la intención de llegar hasta la cima del imponente cerro haciendo mountain bike, aunque hace poco menos de 2 meses, un guía de montaña le informó que eso sería imposible. “Me dijo que no se puede subir en bicicleta porque se prohibió hace casi 30 años, pero que me podían ofrecer un servicio de porteadores y de mulas, que me podían transportar la bici”. Sin embargo, la idea no la convenció: “Me puse a pensar y me pregunté ‘¿Qué mérito tiene eso Emi?’.

La futura odontóloga no iba a renunciar a su propósito, estaba convencida de que “Hulk”, nombre con el que bautizó a su bicicleta, debía estar presente en la foto que se sacara al llegar a la cumbre. “Lo pensé más por la bici que por mí, quería que Hulk tuviera su foto en la cima”, asegura Emilia, a quien se le ocurrió ascender hasta alcanzar los 6.962 metros sobre el nivel del mar, con la bicicleta cargada sobre sus hombros. “Cuando le comenté la idea al guía, me dijo ‘vas a estar batiendo un récord porque ninguna mujer lo hizo”.

234094750_353204342920042_8427078237239084372_n.jpg

Antes de que se aplicara la prohibición de subir el Aconcagua en bicicleta, varias personas llegaron hasta la cima con sus bicis, aunque nunca lo hizo una mujer. El último en lograrlo fue Mariano Lorefice, un argentino radicado en Italia, que en 1994, ascendió llevando a cuestas su bicicleta.

HULK, LA BICI INCREÍBLE

Emilia nunca se va a olvidar la odisea que le tocó vivir en 2019, una tarde en la que un temporal azotaba a la ciudad de La Plata mientras ella salía de cursar en la Facultad de Odontología de la UNLP. Eran cerca de las cuatro de la tarde y había caído tanta agua que las vías del tren habían quedado inutilizables. “Yo en ese momento vivía en Longchamps todavía y no tenía forma de volverme ni donde quedarme. Estaba con una amiga de Berazategui y le dije que se volviera en colectivo, que yo me volvía pedaleando”, recuerda Pachado. Cuando se fijó en el Google Maps la ruta que debía hacer, advirtió que tendría que recorrer entre 60 y 70 kilómetros. “La bici la tenía hacía menos de 3 meses y nunca había tenido una, así que cero entrenamiento para hacer distancias largas, reconoce.

La Plata UNLP La Plata UNLP 3 .jpeg

Sin más alternativas, Emilia se armó de valor y voluntad, y arrancó a pedalear, siguiendo el recorrido de una de las líneas de colectivo que solía tomarse para volver a su casa cuando no funcionaba el tren.Venía super bien hasta que en un momento no sé qué le pasó al GPS y me hizo doblar a la izquierda. Cuando me di cuenta, estaba en un camino de tierra en Ardigó –Florencio Varela–. Estaba totalmente perdida, pero seguí pedaleando hasta que llegué a una especie de camino en medio del campo, con unos pastizales de 2 metros de altura, relata la joven estudiante de la UNLP.

El sol poco a poco se escondía y todo empezó a oscurecerse. La ciclista cayó a un pozo con agua y su celular ya no tenía batería, por lo que había quedado a la deriva. Para peor, el camino que había tomado desembocaba en una tranquera.

Eran las ocho de la noche cuando divisó a lo lejos unas casas iluminadas y decidió pedalear hasta esa zona mientras lloraba de desesperación. En el camino, un hombre la ayudó a retomar por una calle asfaltada y le indicó cómo llegar hasta la estación de trenes más cercana, que estaba a 5 kilómetros.

La Plata UNLP - La Plata.jpeg
En apenas unas semanas, Emilia se graduará como odontóloga en la UNLP y su

En apenas unas semanas, Emilia se graduará como odontóloga en la UNLP y su "viaje de egresados" será subir el Aconcagua

“Llegué a mi casa a las once de la noche, mi mamá casi me mata cuando me vio”, cuenta Emilia, que mientras lavaba la bicicleta, sacándole todo el barro que tenía, advirtió que ni siquiera se había pinchado una goma: “No sé cómo resistió esa bici por todos los lugares donde la llevé porque encima no es de las bicis actuales, que son de aluminio, es una mountain bike, pero vieja, de hierro”.

Al ver que el vehículo estaba intacto, su madre comparó la resistencia y la fuerza de la bicicleta, de color verde, con el Increíble Hulk. A partir de ese momento, la bicicleta tiene nombre propio y se convirtió en la compañera de aventuras de la joven nacida en Almirante Brown.

CÓMO SERÁ LA TRAVESÍA EN EL ACONCAGUA

La fecha que planificó Emilia Pachado para realizar esta hazaña es en febrero de 2022, durante los 15 días que le dan de vacaciones en la clínica en la que trabaja.

A lo largo del exigente trayecto que deberá recorrer hasta llegar a la cumbre del cerro, que se encuentra a casi 7 mil metros de altura, tendrá que ir atravesando distintos campamentos, que se utilizan para pernoctar y aclimatar durante el ascenso.

“La primera caminata que tengo que hacer es de entre 35 y 40 kilómetros”, señala Emilia, que deberá enfrentarse a los cambios drásticos del clima, con temperaturas de hasta 30 grados por momentos, por tratarse del verano; y en otros tramos hasta 20 grados bajo cero. Para ello, su madre, que es modista, le está confeccionando la ropa térmica necesaria.

la plata unlp bicicleta.jpg
En apenas unas semanas, Emilia se graduará como odontóloga en la UNLP y su

En apenas unas semanas, Emilia se graduará como odontóloga en la UNLP y su "viaje de egresados" será subir el Aconcagua

Por su parte, el padre de la ciclista está elaborando una estructura de aluminio que la futura egresada de la UNLP llevará ajustada a sus hombros para poder transportar la bicicleta.

Otra de las dificultades de esta travesía es el tema del peso que deberá llevar a lo largo de todo el recorrido. Según Pachado, la bicicleta pesa alrededor de 20 kilos y a eso se le suma el equipaje, que son otros 20 o 30 kilos.

La Plata UNLP - UNLP La Plata .jpeg

Mientras espera que llegue la fecha para intentar hacer historia en el Aconcagua, Emilia realiza entrenamientos específicos en la sede del club Estudiantes de La Plata, además de realizar extensas caminatas con peso.

“Tengo un calendario en mi casa, donde voy tachando los días como los presos en las películas”, bromea Pachado y concluye: “Es como una montaña rusa de emociones porque lo veo lejano porque uno dice ‘son 4 meses’, pero si lo pensás en días, son 120 días y pasan volando. Voy a dar todo de mi. Cuando se acabe la fuerza, va a aparecer la voluntad, porque estoy entregada a cumplir esta meta”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión