Política y Economía Municipios
ES EL SÉPTIMO

Un niño de Berisso se convirtió en ahijado del presidente

Benicio es el séptimo hijo varón de una familia de Berisso y su mamá, Soledad, había pedido al presidente que sea el padrino. Lo logró.

Desde hoy, el presidente Alberto Fernández es el padrino de un niño de la ciudad de Berisso, séptimo hijo varón de una familia de Villa Argüello, tal como reza la tradición y de acuerdo a la ley 20843.

Esta mañana, el intendente local, Fabián Cagliardi, junto a la presidenta del Correo Argentino, Vanesa Piesciorovski, realizaron la entrega del obsequio de Padrinazgo en representación del presidente de la Nación, Alberto Fernández, a Benicio Filippini.

TE PUEDE INTERESAR

El pequeño es hijo de Tomás y Soledad, y vive junto a sus seis hermanos varones en el barrio Villa Argüello.

El Padrinazgo Presidencial consiste en el otorgamiento de una medalla de oro recordatoria, un diploma y una beca de estudios de carácter asistencial destinada al ahijado para contribuir en su alimentación y educación.

alberto.webp
Benicio es el séptimo hijo varón de una familia de Berisso y su mamá, Soledad, había pedido al presidente que sea el padrino. Lo logró.

Benicio es el séptimo hijo varón de una familia de Berisso y su mamá, Soledad, había pedido al presidente que sea el padrino. Lo logró.

La Ley N° 20.843 es para personas que hayan sido apadrinadas por el Poder Ejecutivo Nacional (séptimo hijo o hija del mismo sexo), sin límite de edad y que estén cursando sus estudios en algún establecimiento educativo oficial (estatal o privado) de cualquiera de los niveles del sistema educativo nacional.

Como relató Infocielo, el pequeño nació el 11 de febrero de 2021 en el Hospital Policlínico San Martín de La Plata; su propia madre confirmó que el parto fue normal, el bebé pesó 3 kilos y 350 gramos y nació a las 22.39 de la noche, en la sala 12 bis de la maternidad del nosocomio; asistida por la licenciada Carolina Bustamante y un enfermero de nombre Daniel.

¿De que se trata la ley de padrinazgo presidencial?

La ley nacional señala que "toda persona, cualquiera sea su edad, que haya sido apadrinada por el titular del Poder Ejecutivo, tendrá derecho a que el Estado nacional le asegure la realización gratuita de los estudios de nivel primario, secundario, universitario o especial que curse en establecimientos educativos oficiales".

Además, autoriza al Poder Ejecutivo a invertir la suma anual necesaria para el otorgamiento de las becas de estudio instituídas por el artículo anterior. "Al reglamentar el sistema de becas por padrinazgo presidencial, deberá contemplar la provisión de libros y útiles y todo aquello que sea inherente al alojamiento, alimentación y recreación del becario", agrega.

"El gasto que demande el cumplimiento de la presente ley se tomará de Rentas Generales, con imputación a la misma, hasta su inclusión en el presupuesto general de la Nación", cierra.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión