Judiciales y Policiales Municipios
En Berazategui

Casi linchan a un delincuente mientras pedía clemencia por ser padre

Sucedió a metros del almacén donde había ingresado a robar con una pistola de juguete. Los vecinos lo atacaron a patadas y piñas. Lo ataron y dejaron casi desnudo. Se lo llevó detenido la Policía

Un joven de 24 años intentó robar un almacén con un arma de utilería, lo atraparon los vecinos y casi lo linchan: pidió disculpas y clemencia ante su presunta paternidad, y terminó golpeado y casi desnudo, cuando fue rescatado por policías.

El violento episodio de justicia por mano propia sucedió ayer en la localidad bonaerense de Berazategui cuando el ladrón, identificado oficialmente como Braian Ezequiel Bravo (24), ingresó al comercio ubicado en calle 133 entre 5 y 6, situado en el Barrio Marítimo.

TE PUEDE INTERESAR

Enseguida sacó lo que parecía un arma de fuego y encañonó a la encargada del almacén, una mujer de 53 años. Pero todo se le complicó al delincuente.

Es que al salir lo agarraron varios vecinos y le propinaron una brutal golpiza en un intento de linchamiento que muestra a las claras la intolerancia de la gente ante la ola de inseguridad.

La secuencia fue registrada por un vecino con un teléfono celular y fue compartida y viralizada en redes sociales en las últimas horas.

En las imágenes se puede ver a Bravo recostado en la calle con la cara ensangrentada, mientras dos hombres le sujetan los brazos hacia atrás y lo empujan contra el piso, una mujer lo toma de los pies y otro hombre le aprieta la cabeza contra el asfalto con el pie.

Mientras Bravo suplicaba para que lo soltaran y pedía disculpas por el robo, la mujer que participaba del linchamiento y le sujetaba los pies aprovechó para sacarle las zapatillas y luego el pantalón, mientras otro de los vecinos le ataba las manos con una soga para que no pudiera defenderse.

“Tengo hijos, por favor les pido”, se escucha al joven decir en el video. “Te hubieras acordado antes”, le responden los vecinos entre risas. Luego, cuando Bravo intenta pararse haciendo fuerza con sus brazos, otra mujer, que, pareciera ser la víctima del robo y sostiene en una mano la mochila blanca que le habían sacado al ladrón, se acerca para darle una patada en la cabeza. “Te dije que estaba mi nene en el negocio”, se escucha la voz de la mujer fuera de plano. “Déjenme, por favor. Ya devolví todo”, suplicaba Bravo y pedía que lo liberaran.

En ese momento, un móvil de la policía llegó al lugar alertado por un llamado al 911. Efectivos de la Comisaría N° 1 de Berazategui se hicieron cargo de la situación, lo esposaron mientras aún estaba en el suelo semidesnudo y lo subieron al patrullero para su detención.

En se momento secuestraron también el arma con la que Bravo había intentado robar el almacén, que resultó ser una réplica de una pistola calibre .22.

Bravo, con domicilio a más de 60 cuadras del lugar del hecho, en la localidad de Plátanos del mismo partido, fue acusado del delito de “tentativa de robo” y quedó a disposición de la UFI N° 1 descentralizada de Berazategui, en el Departamento Judicial de Quilmes, que lleva la causa, con el fiscal Daniel Ichazo.

En cuanto a los vecinos que participaron del linchamiento no se iniciaron causas por las lesiones leves que sufrió el delincuente, que debería ser tramitada por otra fiscalía, una UFI especializada en ese delito en la zona.

Ichazo, al contrario de lo aseverado por comentaristas en redes sociales, no ordenó identificar a ninguno de los vecinos que participaron de la agresión, ya que no es su competencia.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión