Sociedad
Mirá como fue el operativo

Inseparables: El jefe de la barra de Banfield volvió a quedar detenido junto a su madre

El caso no tiene precedentes. La policía volvió a detener a “Miguelito” y a su madre “La Nancy” acusados de extorsionar, amenazar y llevar adelante negocios ilegales. Ambos forman parte de un violento aparato delictivo.

Las barras son el flagelo más grande que padece el fútbol argentino. Esa condición de impunidad que le han dado los dirigentes a los violentos los ha transformado en un cáncer terminal para lo que debiera ser una fiesta del pueblo futbolero.

Hoy, una de las facciones más violentas del conurbano bonaerense, “La Banda de Miguel”, ha sido desbaratada. Cuando Miguel Ángel Tuñinali (39, alias “Miguelito” y jefe de la barra banfileña), su madre Nancy Azucena Burgos (56) , “El Pelado” (44 años y segundo en la línea de mando) y seis personas más fueron detenidas en un operativo policial.

TE PUEDE INTERESAR

Los detenidos, que son acusados de extorsionar, amenazar y llevar adelante negocios ilegales, fueron detenidos por la Policías de la Provincia de Buenos Aires junto a otros seis cómplices luego de una serie de allanamientos realizados en Lomas de Zamora.

Producto de los operativos, a cargo de la Jefatura Departamental Lanús, de la DDI Quilmes y Lanús y de personal de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (A.Pre.Vi.De) los oficiales secuestraron pistolas,  pistolones, escopetas, revólveres y una carabina, gran cantidad de municiones, una camioneta JEEP, una moto con pedido de secuestro activo, dinero en efectivo, una máquina para contar dinero, camisetas, banderas, gorros, pelotas, estandarte del Club Atlético Banfield, una gorra con la inscripción “La Banda de Miguel”,  celulares y elementos de interés para la causa.

Finalizados los allanamientos, el Ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, aseguró en referencia a los detenidos que “Se disfrazan de hinchas pero son mafias y contra eso luchamos” y sostuvo que “trabajamos para que la familia vuelva a los estadios y puedan disfrutar de un evento deportivo y para que no sean rehenes de estas organizaciones”.

Según indicaron las autoridades, “Miguelito” y “El Pelado” formaban parte de una asociación ilícita dedicada a negocios ilegales en el marco de los espectáculos deportivos de fútbol.

Los miembros de la organización criminal eran conocidos como “La Banda de Miguel” y se dedicaban a la reventa de entradas para los partidos de fútbol de Banfield y a la explotación ilegal del espacio público de las inmediaciones del estadio, a través puestos callejeros y estacionamientos.

Dentro de la organización cumplía un rol central una mujer apodada “La Nancy”, madre de Miguelito que también oficiaba de organizadora de los miembros del grupo delictivo y de  gestora de la reglas emitidas por el jefe.

Tras una amplia investigación, las autoridades identificaron a los principales sospechosos de la actividad ilegal y con aval de la justicia montaron los operativos que posibilitaron las respectivas capturas. Lo llamativo es que en febrero de este año, Miguelito y su madre ya había sido detenidos por los efectivos de seguridad por resistirse a la autoridad. Interviene en la causa la UFI N° 8 de Lomas de Zamora a cargo del Dr. Pablo Rossi.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión