Política y Economía
TURISMO

¿Por qué el Banco Central prohibió compras al exterior en cuotas con tarjetas de crédito?

Desde el Banco Central (BCRA) informaron que "no se deberán financiar en cuotas" las compras en tarjetas de crédito de pasajes o servicios al exterior.

A raíz de la información que publicó INFOCIELO acerca de que desde el Banco Central de la República Argentina (BCRA) reportaron a las "entidades financieras y no financieras emisoras de tarjetas de crédito" que "no deberán financiar en cuotas las compras efectuadas mediante tarjetas de crédito de sus clientes –personas humanas y jurídicas- de pasajes al exterior y demás servicios turísticos en el exterior" , surgieron preguntas sobre las causas de la medida.

En efecto, la prohibición apunta a operaciones "realizadas en forma directa con el prestador del servicio o indirecta, a través de agencia de viajes y / o turismo, plataformas web u otros intermediarios" y va en consonancia con la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva que fijó el Impuesto PAÍS para conservar dólares.

TE PUEDE INTERESAR

Lo cierto es que la política dirimida desde el Banco Central no solo afectará la forma de pago y los precios de los vuelos a otros países sino, también, el del alojamiento y, por caso, el alquiler de autos en el exterior. Por ende, estas prestaciones deberán abonarse de contado o débito y, en relación al financiamiento, se adquirirán con el 43% de recargo del pago mínimo de las tarjetas de crédito.

Así las cosas, la medida impuesta a las compras al exterior en cuotas con tarjetas de crédito llega poco menos de un mes antes del último pago de capital que el Estado debe hacerle al Fondo Monetario Internacional (FMI) por 1.900 millones de dólares el próximo 22 de diciembre, en vísperas de las Fiestas. Aquella será la segunda cuota tras devolverle 2.470 millones en lo que va del año.

En otras palabras, esta adopción monetaria se vincula con la dificultad del Gobierno Nacional para recaudar dólares y, menos aún, para financiarse u obtener ingresos en moneda extranjera. Esto es que, por no emitir la divisa estadounidense ni poseer liquidez de esta, debe ajustar la fuga o salida de dólares al exterior para atesorarlos hasta el pago de la deuda.

Si bien la mayor cantidad de salida de divisas se deben a otras causas que insumen grandes volúmenes de dinero en moneda extranjera, la financiación en cuotas en tarjetas de crédito por pasajes al exterior o paquetes turísticos a otros países requiere que se sostenga el pago en un lapso de tiempo en el que salen los dólares de Argentina.

Por caso, según el último informe de Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario, en septiembre esta operatoria le requirió al Banco Central la salida de USD 149 millones (una suma que equivale a fines de 2019 y que supera cifras de 2020 lo que responde a aperturas pos flexibilización de restricciones pandémicas).

En tanto, sabido es que el préstamo con el FMI, en suma total, insume USD 45 mil millones y que, además, si bien hubo gestos tras los anuncios del ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, acerca de ajustes en programas de desempleo como la doble indemnización y la prohibición de despidos, aún no hubo medidas a tales efectos de los términos de negociación que proponen desde el órgano multilateral.

Además, ni bien comience el 2022, Argentina deberá proyectar una ingeniería para poder repagar USD 20.000 millones al FMI como parte del acuerdo stand by que se pautó en el gobierno de Mauricio Macri que implica devolver los dólares en un corto plazo de tiempo tras el acuerdo en 2018. Incluso, quedan retomar los pagos con el Club de París, mientras caen vencimientos de entidades privadas con las que ya se acordaron los términos.

Con todo, actualmente desde el Banco Central se informa que las reservas internacionales que, en parte están compuestas por dólares o monedas extranjeras convertibles a la estadounidense, son de USD 42.153 millones al 23 de noviembre, por lo que con el pago de diciembre quedarán por encima de 40 mil millones.

A modo de conclusión, entre este motivo y la contención de los valores de tipo de cambio oficiales -que provoca que el Banco Central diariamente intervenga en los mercados vendiendo dólares para despreciar su costo en pesos- las divisas extranjeras escasean y, sin financiamiento externo (poca inversión y con el mercado financiero cerrado para el país, con el riesgo país en suba), se vuelve primordial mantener las monedas para devolver el préstamo.

Mientras algunas entidades financieras y no financieras cancelaron cualquier tipo de compra de paquetes turísticos o viajes (no solo al exterior, sino también a los destinos nacionales) y evalúan que judicialicen esta política, se aguardan mayores precisiones acerca de los alcances de las medidas del Banco Central que trastocan la cotidianeidad de las personas que viajan por trabajo o asuntos familiares.

Por último, no obstante, ayer desde el Directorio del Banco Central flexibilizaron la reciente normativa sobre la composición de la posición global neta de moneda extranjera de las entidades financieras por lo que podrán tener contado en moneda extranjera.

Asimismo, decidieron que los proveedores de servicios de crédito entre particulares a través de plataformas digitales deberán inscribirse en los próximos 30 días en un registro que habilitará la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (SEFyC) .

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión