Judiciales y Policiales Municipios
Misterioso crimen

Proxeneta asesinado en Bahía Blanca: sorpresivo hallazgo en la casa de la víctima

La Policía encontró cerca de un millón de pesos, cocaína y un arma robada en la casa del proxeneta asesinado en Bahía Blanca

Más de 900.000 pesos en efectivo, 900 gramos de cocaína y un arma de fuego que se determinó que había sido robada a un policía bonaerense, entre otros elementos, fueron hallados por los investigadores en el interior de la casa en la que habitaba el proxeneta hallado asesinado de un tiro en la cabeza en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, informaron fuentes de la Policía.

bbb.jpg

En el marco de la causa por el crimen de Juan Ramón Romero Miranda (50), apodado "El Mendocino", los investigadores realizaron un procedimiento en la vivienda ubicada en la calle Punta Alta al 2100.

TE PUEDE INTERESAR

Uno de los investigadores señaló que "la diligencia ordenada por la Justicia se llevó a cabo en la finca para determinar si existían cámaras de seguridad y filmaciones".

"Durante la inspección los detectives hallaron unos 950.000 pesos en efectivo, 900 gramos de cocaína como así también una pistola calibre 9 milímetros que se determinó que había sido robada a un efectivo policial en el 2017", agregó el vocero consultado.

También y según se indicó los investigadores hallaron en el lugar varios teléfonos celulares y un equipo de grabaciones de la cámara de seguridad de la casa, entre otros elementos.

"El Mendocino" fue encontrado asesinado ayer pasada la 1.30, luego de que un llamado al servicio de emergencias 911 alertara a la Policía de la existencia de una camioneta abandonada en cercanías de una obra en construcción, ubicada en el cruce de las calles Balboa y Pilcaniyén.

Ante este llamado, efectivos del Comando de Patrullas acudieron al lugar y encontraron una Toyota Hilux blanca sin ocupantes.

Pero al momento de inspeccionar el vehículo, los policías advirtieron que las llaves estaban en el habitáculo y, al abrir la caja, hallaron una bolsa en cuyo interior había un cuerpo.

Según las fuentes, agentes de la comisaría 4ta. y de la Policía Científica establecieron que, a simple vista, el cadáver presentaba un orificio de bala en la cabeza, lo que fue certificado poco después tras la autopsia de rigor.

Uno de los investigadores señaló que la autopsia reveló que "el cuerpo presentaba un disparo en la zona cervical de adelante hacia atrás probablemente efectuado a corta distancia".

"También se detectaron lesiones compatibles al ataque con un arma blanca en el cuero cabelludo, dos de las cuáles generaron fracturas en la región del cráneo al parecer antes de la muerte", indicó el pesquisa consultado.

En el marco de la causa los investigadores trataban de determinar si en el lugar del hallazgo hay cámaras de seguridad que pudieran haber captado algún movimiento o testigos que hayan visto algo que les permita avanzar en el esclarecimiento del asesinato.

Romero Miranda había sido condenado en noviembre de 2017 a 4 años y 3 meses de prisión por facilitación y explotación económica de la prostitución de personas mayores de edad por el juez en lo Correccional José Luis Ares, quien lo consideró culpable de regentear una casa de citas que funcionaba en el centro de Bahía Blanca, explicaron las fuentes.

Los voceros recordaron que, por ese hecho, "El Mendocino" había sido detenido en enero del 2016, en el mismo lugar en el que también se hallaban tres mujeres.

Además de esa causa, Romero Miranda estuvo imputado en otra por comercialización de estupefacientes junto a Juan Suris y otros nueve acusados, aunque todos ellos fueron absueltos en 2015 por el Tribunal Oral Criminal Federal (TOF) bahiense, integrado por los jueces Beatriz Elena Torterola, Juan Leopoldo Velázquez y Raúl Fernández Orozco.

No obstante, un año después, en julio de 2016, ese fallo fue revocado por la Cámara Federal de Casación Penal, que ordenó que se lleve a cabo un nuevo debate oral y público, para el cual aún no se fijó fecha.

En esa oportunidad, los camaristas Eduardo Rafael Riggi, Liliana Catucci y Juan Carlos Gemignani convalidaron las escuchas telefónicas que habían sido declaradas nulas por el TOF, lo que derivó en la nulidad de todo lo actuado posteriormente.

Pero tras analizar el expediente, la Cámara aceptó como prueba válida las escuchas de los imputados, al afirmar que no fueron "datos aislados" ni "afirmaciones infundadas" lo que originó la intervención de las líneas telefónicas.

"A raíz de las tareas investigativas efectuadas por el personal policial es que se pudo determinar que era Juan Ignacio Suris quien se encontraría a cargo de la comercialización de estupefacientes a gran escala; siendo Guillermo Martín Suris su hermano y hombre de confianza", se indicó en el fallo.

Por tal motivo, tras anular las absoluciones, los camaristas ordenaron la realización de un nuevo debate para los hermanos Suris, el ahora asesinado Romero Miranda, Gustavo Sequeira, Fernando Alexis Bond Stork, Ezequiel Ferrari Reynoso, Sandro Cristian Miranda, Yolanda Jiménez, Mario Aníbal Arce , Tamara Jiménez y Martín Cruz Ocampos.

La investigación se inició en 2012 a partir de datos aportados por la Policía rionegrina a la bonaerense respecto de un conflicto que existía entre bandas dedicadas al tráfico de estupefacientes.

Luego, el personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Bahía Blanca recibió un llamado que la alertó que personas vinculadas al narcotráfico pensaban realizar un "ajuste de cuentas" con otra que estaba escondida en la quinta de Suris.

En el marco de investigación se realizaron intervenciones telefónicas, tomas fotográficas, análisis de mensajes de texto y seguimientos, hasta que el 14 de diciembre de 2013 se efectuaron allanamientos simultáneos en Bahía Blanca y Darregueira, en los que se secuestró dinero, cocaína, marihuana, elementos para fraccionar la droga, teléfonos celulares, autos y documentación.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión