Sociedad Municipios
EN LA PLATA

Una madre desesperada pide ayuda para internar a su hijo: “Escucha voces, ve espíritus y es agresivo”

Desde hace tres años, el adolescente padece trastorno de personalidad y Romina busca un lugar donde puedan brindarle tratamiento psiquiátrico. A través de un video, la mujer cuenta su historia y espera recibir apoyo.

“Hace tres años que está muy mal: escucha voces, ve espíritus, habla solo, dice incoherencias, es agresivo y le agarran brotes en los que rompe todo sin medir consecuencias”. Así comienza su desesperado relato Romina, la madre de un joven de 16 años con trastorno de personalidad.  

“Rompió mi casa, me daña físicamente, mis vecinos son testigos y sufren igual que yo”, sigue la mujer en un video que ella misma publicó en las redes sociales“Le pedí ayuda al Estado y sólo recibo vueltas como una calesita. Fui a marchas, vi a infinita cantidad de gente y sigo en la lucha para conseguir un lugar de internación”, continúa.

TE PUEDE INTERESAR

El adolescente de City Bell sólo estuvo internado una vez en el área de Salud Mental del hospital San Martín de La Plata. “Sabiendo la gravedad de la enfermedad le dieron el alta y desde entonces está peor”, cuenta su mamá.  

En las últimas semanas, la foto del menor M.P. circuló en varios grupos de Facebook. Estaba desaparecido y Romina había iniciado una intensa búsqueda.  Luego de 14 días, el chico apareció y fue trasladado al hospital Tobar García de Buenos Aires.   

Sin embargo, tras realizarle un análisis de orina, los profesionales del centro encontraron cocaína y marihuana en sangre y descartaron la internación por ser “un hospital psiquiátrico y no para adictos”.

Entré en crisis, en llanto, por la impotencia, el dolor, sentí y siento que me toman el pelo. Siento que con más razón tendrían que haberlo internado”, manifiesta la mujer.

“Yo me pregunto si esta gente inhumana tiene hijos, si se pone en mi piel, si entiende  o no mi dolor. Sólo pido un lugar de internación ya que el diagnóstico dice que es peligroso para sí mismo y para el resto”, prosigue Romina y culmina: “Ayudame a ayudar a mi hijo”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión