Política y Economía
MIRÁ EL VIDEO

Kicillof y una predicción desafortunada sobre el coronavirus

El gobernador Kicillof predijo hace un mes que al llegar a 2.5 millones de vacunados en la Provincia caería la cantidad de internados y fallecidos. No pasó.

Hace poco más de un mes, el gobernador Axel Kicillof celebraba junto al presidente Alberto Fernández el millón de vacunados en la Provincia y definía el próximo objetivo o "hito": vacunar a 2 millones y medio de bonaerenses.

Esa cifra, aseguraba Kicillof, implicaba cubrir al total de la población objetivo de la primera etapa de la campaña de vacunación: personal de salud, población de riesgo y población esencial. Y según el Gobernador, al llegar a ese número se reduciría fuertemente la cantidad de internados y fallecidos.

TE PUEDE INTERESAR

"Cuando eso pase, para que se entienda bien, no habremos detenido la propagación del virus. Puede haber contagios, pero se reduce fuertemente la cantidad de internados y de fallecidos", fue la explicación de Kicillof quien aseguraba entre risas que de esa forma le ganarían "el primer tiempo al virus", en referencia irónica al libro que acababa de publicar Mauricio Macri.

Un mes y una semana más tarde, la Provincia superó el hito de 2 millones y medio de vacunados. En rigor, son 2.728.799 los y las bonaerenses que recibieron al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus. No hubo, sin embargo, celebración como aquella vez en Lanús. Es que el hito se cumplió, pero la predicción de Kicillof no.

Kicillof archivo predicción.mp4

La predicción de Kicillof cuando la Provincia llegó al millón de vacunados.

Por el contrario, en lugar de reducirse fuertemente la cantidad de internados y fallecidos, como auguraba el Gobernador, se produjo la "segunda ola" de coronavirus, y actualmente ambas cifras están en niveles récord: la curva de contagios llegó a los 11.746 casos y 186 fallecidos promedio por día.

Además, la ocupación de camas de terapia intensiva aumentó al 77% en el AMBA, con hospitales prácticamente al 100% de su capacidad. Todo el sistema de salud quedó al borde del colapso sanitario, al punto tal que hay preocupación incluso por la alta demanda de oxígeno, y el Comité de Ética Central comenzó a capacitar al personal de salud en el protocolo última cama en caso de que deban decidir a qué paciente atender y a cuál no.

Más que una segunda ola, un tsunami de casos

Apenas una semana después de la celebración de un millón de vacunados en la Provincia, y la predicción de Kicillof, los casos de coronavirus comenzaron a aumentar de forma drástica, y las autoridades sanitarias ya se referían a la "segunda ola".

"Esta última semana medida contra la anterior, tenemos un crecimiento de promedio diario de casos por semana de 1.000. Se ve un relajamiento social en los cuidados. Llegó la segunda ola antes", aseguró el Ministro de Salud Daniel Gollán a fines de marzo en una entrevista con C5N.

El 31 de marzo la segunda ola registró un récord de casos diarios superior a la primera ola: 8.063. Justo en ese momento, cientos de miles de porteños y bonaerenses colmaban la Ruta 2 para disfrutar en los municipios de la costa atlántica del último fin de semana largo de la temporada de verano: semana santa.

https://twitter.com/nkreplak/status/1377361747212861442

Urgidos por la crisis económica y la necesidad de que el turismo tenga su cierre de temporada luego de un año muy complicado, no hubo restricciones a la circulación durante ese fin de semana. Apenas un pedido de respetar al máximo los protocolos y aumentar los controles. Algunos epidemiólogos apuntan que la circulación durante semana santa fue uno de los disparadores de la segunda ola.

A partir de ahí, la situación comenzó a escalar y se volvió crítica: el pico de casos llegó a promediar en la Provincia 11.746 por semana. Un par de semanas después, con el desfasaje habitual por la incubación de los síntomas, comenzó a sentirse la tensión en el sistema de salud.

Las nuevas cepas: el factor inesperado que ataca a los no vacunados

La predicción de Kicillof fue en base a la observación de lo que ocurrió en otras partes del mundo y tuvo su costado acertado: las internaciones en adultos mayores, personal de salud y todos los grupos que fueron vacunados disminuyeron.

Según el seguimiento de datos que publica el senador correntino Martín Barrionuevo, el uso de terapia intensiva pasó del 17,4% al 10,2% en mayores de 80 años; del 32,6% al 23,7% en el grupo de 70 a 79 años; y aumentó del 27,8% al 37,1% en los menores de 60.

Lo que no esperaba el Gobernador, y el talón de aquiles de su afirmación, fue que la mutación del virus generó diferentes variantes. Algunas de ellas se volvieron más "agresivas" y contagiosas. Especialmente la cepa de Manaos, que hizo colapsar el sistema sanitario de Brasil y que, más temprano que tarde, llegó a nuestro país.

"Como veníamos adelantando, el Proyecto PAIS que estudia las variantes del Covid 19 presentes en diferentes regiones del país, da cuenta en su informe N°19 de un aumento preocupante de las variedades "G. Bretaña" (UK) y Manaos", reconoció Daniel Gollán el 12 de abril.

Screenshot_20210115-113304_Gallery.jpg
Una terapia intensiva en Manaos, donde se originó una cepa más agresiva del coronavirus que puso en jaque a los sistemas de salud de toda la región.

Una terapia intensiva en Manaos, donde se originó una cepa más agresiva del coronavirus que puso en jaque a los sistemas de salud de toda la región.

Los epidemiólogos apuntan a este factor, sumado a la falta de restricciones a la circulación, como la clave en el drástico aumento de casos. Según los estudios preliminares, se observa que las nuevas cepas generan complicaciones en pacientes menores de 60 años que obligan a internarlos.

Dos días atrás el Ministerio de Salud de la Nación publicó un informe en el que reveló que el 44,8% de los internados por Covid tiene entre 40 y 60 años. "Casi el 60 % de los internados en terapia son menores de 60 años, pero en los fallecidos vemos que siguen siendo los mayores de 60 años", aseguró la directora nacional de Epidemiología del ministerio de Salud, Analía Rearte.

Kicillof esperaba que al vacunar a los 2.5 millones de bonaerenses del grupo de riesgo las internaciones bajen. La mutación del virus y la circulación de nuevas cepas le corrió el arco, y llevó a una nueva situación crítica que, nobleza obliga, el propio Gobernador fue de los primeros en reconocer.

De todas formas, es importante señalar que parte de la afirmación de Kicillof es cierta: mientras más personas de riesgo haya vacunadas, habrá menos internaciones, y en consecuencia fallecimientos. Lo que se amplió con las nuevas cepas es el universo de personas "de riesgo" que al contagiarse pueden requerir internación. Al revisar el archivo, es evidente que la predicción del Gobernador fue muy errada.

La situación crítica en la Provincia y nuevas medidas

"La situación en la Provincia es crítico, ahora tenemos un nivel de ocupación de camas del 74%. De 883 camas que teníamos cuando empezó la pandemia pasamos a 2 mil, y ahora ya estamos llegando a contar con 2.200 camas y vamos a seguir agregando, pero es fundamental tomar medidas duras para que no colapse el sistema", detalló el Ministro Gollán este lunes.

Las medidas tomadas hace quince días surtieron efecto y la curva de contagios de coronavirus se frenó. Aún así, mantiene un nivel muy alto que deja en tensión permanente al sistema de salud. De no bajar los casos, temen el colapso.

WhatsApp Image 2021-04-29 at 3.51.34 PM.jpeg
Reunión con intendentes. De fondo, el opositor Jorge Macri. Hay consenso entre oficialismo y oposición para trabajar en conjunto en frenar la segunda ola.

Reunión con intendentes. De fondo, el opositor Jorge Macri. Hay consenso entre oficialismo y oposición para trabajar en conjunto en frenar la segunda ola.

Hoy, el Gobernador se reunió con los intendentes para definir las nuevas medidas que se aplicarán en la Provincia. Ayer hizo lo propio con el Presidente y sus pares, para consensuar las estrategias a nivel nacional.

Según adelantó Carlos Bianco, no habrá nuevos cierres de actividades, pero sí habrá más restricciones. Se revisarán los protocolos y se pondrá el foco en la circulación. Podría haber reducciones de horarios y permisos, y sin dudas habrá mayor control en el cumplimiento de los protocolos.

"Necesitamos reducir la cantidad de contagios, lo que requiere disminuir la circulación y, al mismo tiempo, profundizar los cuidados personales y el cumplimiento de los protocolos", señaló hoy el Gobernador.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión