Política y Economía
ALBERTO, KICILLOF, LARRETA

El detrás de escena del anuncio más cuidado de la pandemia

El presidente hablará en vivo desde las doce en Olivos. Lo acompañarán, además de Larreta y Kicillof, otros gobernadores por streaming.

Después de una semana a pura negociación por las diferentes agendas sanitarias del AMBA, Alberto Fernández anunciará una nueva etapa de la cuarentena a las doce del mediodía desde la residencia de Olivos. Por qué se descartó un mensaje grabado, la incorporación de “los otros gobernadores” y el delineado del anuncio más cuidado desde el inicio de la pandemia.

Si bien en un principio se barajó la posibilidad de que el mensaje fuera grabado –tal y como sucedió la última vez-, desde Nación decidieron que lo mejor era regresar al vivo; para desalentar cualquier tipo de especulación sobre las diferencias que fueron dejando trascender durante los últimos días tanto desde la mesa chica de Axel Kicillof, como desde la de Horacio Rodríguez Larreta.

TE PUEDE INTERESAR

La decisión de la “reapertura” de la cuarentena, un término que no es alentado desde los equipos de comunicación de Alberto Fernández y el gobernador bonaerense, tiene una fuerte base en el cansancio social y el temor a la imposibilidad de poder sostener medidas más restrictivas. “La gente se cansó y ya no se le puede pedir más”, reconocen tanto desde la Provincia, como desde la Ciudad.

Sin embargo, en esta oportunidad el mensaje buscará tener un tono más federal. La convocatoria a los gobernadores Jorge Capitanich, Arabela Carreras y Gerardo Morales no es casual. En las últimas semanas, se incrementó el temor al posible rebrote en provincias que tenían escaza circulación del virus y buscan descentralizar el mensaje, para darle visibilidad a los números nacionales.

“Si bien es cierto que el AMBA concentra el mayor porcentaje de casos, los contagios en las provincias en las que ya rige el distanciamiento social también preocupan”, advierten desde Casa Rosada. La incorporación de los gobernadores de Chaco, Río Negro y Jujuy busca, además, transmitir la postal de una Argentina en la que todavía la pandemia puede tener sus “idas y vueltas”.

Quien conducirá el mensaje será Fernández. A diferencia de los anuncios anteriores, el presidente buscará ser el centro comunicacional, aunque luego saldrán a hacer lo propio tanto Kicillof, como Larreta. Y es que en las últimas semanas, la relación entre la Ciudad y la Provincia se tensó, al punto que el lunes pasado el propio jefe de Gobierno porteño se plantó y se negó a sostener la agenda unificada con la Provincia.

“Horacio le va a hablar a sus votantes y busca con esta diferenciación de Kicillof ‘contener’ al ala más dura de Juntos por el Cambio”, reconocen desde la mesa chica del jefe de Gobierno porteño. Los números que manejan en la Ciudad advierten un cuadro sanitario más avanzado que en el Conurbano y ese es el sostén discursivo que mantuvo Larreta en cada uno de los encuentros, tanto con el presidente, como con el gobernador bonaerense.

Desde el gabinete de Larreta, comenzaron incluso en los últimos días a hablar de un “muro” con el Conurbano, bautizado como “Corona Wall”. Las declaraciones “aperturistas” de los funcionarios porteños y las constantes filtraciones a los medios de los protocolos de reapertura fueron interpretados como una “marcada de cancha” por parte del Gobierno bonaerense.

Desde la Provincia, los cañones apuntan a la Ciudad. Durante el zoom que mantuvo con los intendentes, el gobernador estuvo más de media hora hablando de la gestión sanitaria porteña. Y así, mientras desde la Ciudad buscan instalar el concepto de “muro virtual”, la provincia sostiene la transversalidad del territorio: “La General Paz es un límite político, muchachos”.

Otro de los cambios sustanciales que se anunciarán será la “libertad de acción” a los intendentes, uno de los principales reclamos que recibió durante el último mes el gobernador bonaerense. Sin embargo, Kicillof buscará reforzar en su mensaje que, en caso de que la curva de contagios no acompañe la apertura, no habrá discusión a la hora de volver a cerrar algunas actividades; incluso si eso implica diferenciarse aún más de Larreta.

 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión