Política y Economía
CAMINO A 2023

"Cuanta más articulación, mejor", la clave de Axel Kicillof para no repetir errores y ganar las elecciones

El mapa de la gestión de Axel Kicillof camino a 2023 guarda estrecha relación con los errores en 2021. El Frente de Todos sueña con mantener la Provincia.

“Articulación” es la palabra que repite una y otra vez el gobernador Axel Kicillof en los actos de gestión, pero también en los banquetes partidarios que le tocó ser anfitrión y al que fueron invitados por igual intendentes, miembros de su gabinete y funcionarios de alto calibre como Máximo Kirchner o la propia Cristina Fernández de Kirchner.

El término encierra el concepto amplio con el que el oficialismo provincial encara el tramo final de su primer mandato, con intenciones claras de ir por la reelección -tal como dejó en claro Kicillof al lanzar un plan a seis años a fines de 2021-. Por un lado, articulación para seguir una línea política clara y evitar grietas; por el otro, articulación para ejecutar las políticas, programas, obras y fondos delineados en Casa de Gobierno.

TE PUEDE INTERESAR

“Quienes somos oficialismo tenemos la responsabilidad de ocuparnos, cada uno desde su lugar, su cargo y su posición, de avanzar en las medidas de Gobierno, en la gestión y en las respuestas y resultados. En ese sentido, cuanta más articulación, mejor”, dijo a INFOCIELO el Gobernador provincial luego de anunciar partidas extraordinarias para los Consejos Escolares.

Al oír la palabra es inevitable retrotraerse a la semana posterior a las elecciones PASO 2021 en las que el Frente de Todos sufrió un golpe de realidad tras una derrota contundente e inesperada en las urnas. Hasta entonces la evaluación que hacían en calle 6 era que, si bien la pandemia había agudizado la crisis económica y esto generó un fuerte malestar social, la gestión de la crisis sanitaria había sido por demás óptima en la Provincia. Pese a que evitó el colapso al que no le pudo escapar ni Nueva York, y pese a tener en marcha una campaña de vacunación masiva, no alcanzó.

La decisión del mandatario provincial fue en aquel momento recibir en tandas a los intendentes oficialistas, divididos por sección electoral. Cuaderno en mano y en silencio, escuchó cada demanda, la anotó y pasó en limpio el principal problema: Mucho de lo que habían proyectado en Casa de Gobierno no llegó, por burocracia, por falta de rigor o por desconexiones, a los territorios.

Axel Kicillof e intendentes Frente de Todos
A puertas cerradas, Axel Kicillof convocó a parte de su gabinete y los intendentes luego de la derrota en las elecciones 2021.

A puertas cerradas, Axel Kicillof convocó a parte de su gabinete y los intendentes luego de la derrota en las elecciones 2021.

Una crítica en común de los jefes comunales fue, por ejemplo, el escaso acercamiento de Kicillof a sus municipios, gesto que especialmente en el interior provincial pesa más para los vecinos que cualquier campaña de marketing a la hora de votar. "Acá la campaña es casa por casa, visitar a los vecinos, tomar mate y ver qué necesitan. Valoran más eso que un panfleto", reconoció más de un intendente en el programa homónimo de INFOCIELO.

En cambio, y excusado por las restricciones contra la pandemia que implementó e intentó cumplir a rajatabla -especialmente tras el Olivosgate-, el mandatario orquestó sus primeros dos años desde La Plata y se conectó mayormente por videollamada. Ya en 2022 volvería a apostar por la conexión directa y una "mateada" en plazas del interior fue parte de sus recorridas.

Esa semana de reuniones a puertas cerradas en Casa de Gobierno fueron un catalizador para la gestión de Kicillof. Al terminar de escuchar a los intendentes viajó a El Calafate y escuchó a Cristina, quien le aconsejó abrir su gabinete y relanzar el Gobierno más cerca de los jefes comunales. Así, se fueron Bianco y Simone para que lleguen Insaurralde y Nardini. También se sumaron De Jesús e Y Zurieta.

Si bien no alcanzó para revertir el resultado en las elecciones intermedias de 2021, hubo una remontada que fue clave para el Gobernador: le permitió al Frente de Todos mejorar la performance de 2017 -cuando Unidad Ciudadana y el Frente Renovador no compartían espacio, vale decir- y revertir la minoría en el Senado provincial.

Mateadas, reuniones y programas para que ejecuten los intendentes: La nueva estrategia de Axel Kicillof

Los mandatarios locales coinciden en que a partir de ese momento la cercanía con Axel Kicillof es mayor. Él también puso lo suyo: dejó la agenda de pandemia, levantó las restricciones que pecaban de cautelosas y comenzó la etapa postpandemia con una agenda colmada de recorridas por los municipios.

kicillofmate.jpg
Mateadas y cercanía con los vecinos bonaerenses, la forma que eligió Axel Kicillof para acercarse. En la foto, durante una recorrida por Olavarría.

Mateadas y cercanía con los vecinos bonaerenses, la forma que eligió Axel Kicillof para acercarse. En la foto, durante una recorrida por Olavarría.

Otro síntoma de cambio fue el mayor control sobre la ejecución de partidas presupuestarias que llevó adelante el Gobernador. Mientras le otorgó libertad a Insaurralde para llevar adelante acuerdos en nombre de la Provincia, supervisó que Nardini imprima toda la celeridad posible a las partidas. Nada personal: el regreso de Simone como ministro de Hábitat tuvo el mismo trato. A días de diciembre, en el flamante ministerio respiran aliviados. Esta vez sí llegarán a cumplir el objetivo de 10.000 viviendas “por año” que exigió Kicillof.

El último reclamo de los intendentes es la autonomía municipal, un debate histórico dentro de la Provincia que está consagrado en la Constitución Provincial, pese a que no fue reglamentado ni aplicado. El economista, que apenas asumió colgó el cuadro de Rosas en su despacho, descarta ser el mandatario provincial que otorgue ese beneficio.

Frente a representantes de los consejos escolares de 135 municipios brindó un discurso en el que dejó clara su postura. “Hay toda una discusión sobre la autonomía municipal, que para mí es absurda. No se puede manejar centralmente, pero tampoco se van a resolver los problemas con 135 partes que hagan cada una lo que quieran”, sostuvo.

“No es autonomía total ni centralización plena. Las dos son imposibles y ridículas, las dos son extremos. La palabra que expresa lo que hay que hacer es articulación. Tenemos que aprender a articular políticas centrales con ejecución descentralizada”, remarcó.

La receta, hasta el momento, parece funcionar. Axel Kicillof lidera encuestas de imagen en la provincia de Buenos Aires y los intendentes no sólo mermaron las críticas, sino que además comenzaron el operativo clamor para la reelección a la que luego se sumó el gabinete. Entre políticas y programas, la articulación es la clave que el Frente de Todos bonaerense maneja de cara a 2023.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión