Política y Economía
TRAS EL PORTAZO DE GRINDETTI

Axel Kicillof le pasa factura al PRO por los acuerdos que dinamitó Mauricio Macri

Mauricio Macri dinamitó los acuerdos que había logrado Grindetti, quien dejó su rol como nexo PRO. Axel Kicillof pide una vez más "interlocutores válidos".

La interna del PRO volvió a estallar en la provincia de Buenos Aires y se disolvieron los acuerdos a los que intendentes y legisladores de la oposición habían llegado para ocupar los cargos vacantes en el directorio del Banco Provincia y la Defensoría del Pueblo. Esto generó el enojo del gobernador Axel Kicillof, que volvió a pedir “interlocutores válidos”.

“Si el que los conduce es Mauricio Macri, por lo menos que lo blanqueen”, reclamó ante INFOCIELO uno de los voceros del mandatario provincial. Como contó este medio, la decisión del ex presidente de romper el diálogo con el Frente de Todos terminó con la renuncia de Néstor Grindetti, quien hacía de nexo entre la gestión provincial, los intendentes y legisladores del PRO.

TE PUEDE INTERESAR

"Estaba poniendo la cara y pagando costo político de las indefiniciones del espacio para designación de cargos y se corrió para evitar ese desgaste", señalaron fuentes lanusenses esta mañana, luego de que se conociera la decisión de uno de los jefes comunales más respetados en el conurbano, incluso por pares del Frente de Todos.

Es que luego de su participación en el mundial de Bridge, Mauricio Macri volvió a la mesa nacional de Juntos por el Cambio con la idea fija de romper los acuerdos con la Unión Cívica Radical y con el Gobierno, para radicalizar la posición opositora del PRO. Una intención compartida con Patricia Bullrich –con quien mantiene otras diferencias–.

Esa nueva postura, que Jorge Macri comunicó a la mesa provincial, complicó el funcionamiento opositor en la Legislatura bonaerense, presta a tratar la designación de los cargos en el directorio del Banco Provincia y la Defensoría del Pueblo. Quien cargó con las consecuencias de esa decisión fue el mencionado Grindetti.

Garro, Grindetti, Larreta y Santilli

¿Celos de Macri a la relación entre los intendentes del conurbano?

La llegada de Martín Insaurralde al gabinete de Axel Kicillof por consejo de Cristina Kirchner mejoró la relación del gobierno bonaerense con los intendentes, que reconocieron en el nuevo jefe de Gabinete a “un par”. Desde las primeras reuniones, tanto los PRO como los boina blanca tiraron flores para el ex intendente de Lomas de Zamora.

“Cuando hay un intendente en un ministerio o en la jefatura de gabinete, vos hablás con ellos y te entendés con la mirada”, destacó Julio Garro luego de ser anfitrión de la última cumbre de intendentes PRO.

Esta semana, durante la firma de los convenios para el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), asistió a Gobernación junto a Martín Yeza. Allí saludó protocolarmente a Axel Kicillof, pero luego estrechó un llamativo abrazo con Insaurralde una vez finalizado el acto oficial.

La relación que los jefes comunales gestaron con el nexo entre el Gobernador y los intendentes molestó a Mauricio Macri, quien pretende que los amarillos se distancien lo más posible “del kirchnerismo”, y tomen una postura más extrema. Ese sería uno de los motivos por los cuales pidió bajar los acuerdos alcanzados por Grindetti.

Insaurralde kicillof.jpeg

Horacio Rodríguez Larreta busca reordenar al PRO

La decisión de Mauricio Macri de romper los acuerdos significa una posición cruzada con los planes de Horacio Rodríguez Larreta, quien había tomado la posta y se había hecho cargo del liderazgo amarillo durante los dos años de ostracismo del ex presidente.

Al mando, el jefe de Gobierno porteño logró validar su posición: consolidó a Diego Santilli en la provincia de Buenos Aires tras el paso al costado de María Eugenia Vidal, y se llevó un triunfo en las elecciones de medio término que ni siquiera los más optimistas vaticinaban.

Para 2023, Larreta aspira a ser el candidato a presidente, y para lograrlo pidió a los jefes comunales del PRO, que reconocieron su liderazgo y se encolumnaron bajo su ala, ampliar el espacio y salir a buscar tanto a peronistas no kirchneristas, como a dirigentes del radicalismo que puedan poner un freno a la creciente imagen de Facundo Manes, quien está decidido a competir en las presidenciales.

Caídos los acuerdos en la provincia con los socios de la coalición, pero sobre todo atento a la molestia de los intendentes con el desplante de los Macri, el jefe de Gobierno porteño organizó rápidamente dos recorridas: visitó a Julio Garro en La Plata, y luego tuvo un encuentro con referentes de la tercera sección.

WhatsApp Image 2022-05-12 at 1.10.28 PM.jpeg

Consenso fiscal sí, pliegos no: La sesión “a medias” en la Legislatura

La bomba de Mauricio Macri impactó en la provincia de Buenos Aires con un cambio de planes en la Legislatura bonaerense que irritó al oficialismo en Casa de Gobierno. Es que Axel Kicillof tenía todo cerrado para lograr la aprobación a la adhesión de la Ley de Consenso Fiscal, y la designación de los cargos en el Bapro y en la Defensoría del Pueblo.

Luego de la aprobación de los pliegos, el Ejecutivo pretendía avanzar con dos temas más importantes para su agenda: la reforma a la ley jubilatoria de Vidal para el Banco Provincia, y la designación de Federico Thea en el Tribunal de Cuentas. Con la interlocución y los acuerdos caídos, deben esperar a que el PRO designe un nuevo interlocutor.

"Se despelotó el PRO, ahora con otro quilombo porque Grindetti se bajó de la mesa provincial, esto nos lleva a otra espera", manifestaba a INFOCIELO un dirigente de la Coalición Cívica, que también sigue de cerca la tensión de sus socios amarillos. Desde la Unión Cívica Radical (UCR), aclaraban: "nosotros no tenemos problemas, estamos ordenados. El lío lo tienen adentro los del PRO". Finalmente, sólo pudo aprobarse la adhesión a la Ley de Consenso Fiscal.

“Seguimos esperando interlocutores válidos”, manifestaron a este medio desde Casa de Gobierno. No es la primera vez que el gobernador Axel Kicillof lanza ese reproche: cuando la gobernadora María Eugenia Vidal se alejó de la escena política bonaerense, preguntó “con quién tenía que hablar”.

Ese lugar lo ocupó el primo Jorge Macri, que luego siguió los pasos de la ex Gobernadora. Fue allí que apareció en escena Néstor Grindetti para formar una mesa con Maxi Abad, interlocutor de la UCR, y Martín Insaurralde, el negociador oficialista. Ahora, el oficialismo vuelve a colgar el cartel de “se busca interlocutor”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión