Sociedad Municipios
MAR DEL PLATA

Ataque en el boliche: "Falta que digan que mi hijo salió a cabecear botellas"

Tras el ataque en patota que sufrió en un boliche de Mar del Plata, Matías Montín evoluciona favorablemente. La palabra de su padre.

Luego del ataque en patota del que fue víctima en el boliche Ananá de Mar del Plata, Matías Montín evoluciona favorablemente en la sala de terapia del Hospital Privado de Comunidad (HPC) de la ciudad balnearia y los médicos velan para que el hematoma que los agresores le dejaron en la cabeza no crezca. "Gracias a Dios está teniendo una muy buena recuperación y está muy bien anímicamente", contó su papá.

"Seguimos con riesgo, el riesgo siempre está, pero como lo ven evolucionando, los médicos dicen que es muy probable que el final sea feliz", detalló Carlos en comunicación con "Feudale Café", con Marcela Feudale y Albino Aguirre, por La Cielo 103.5. Y aseguró que "si sigue evolucionando así, teóricamente no tendría que haber secuelas".

TE PUEDE INTERESAR

El violento episodio tuvo lugar la madrugada del martes pasado en el sector VIP del local ubicado en el complejo La Normandina. Por el hecho se investiga a Andrés Bracamonte (21), hijo de “Pillín” Bracamonte, de la barra de Rosario Central, a Pablo Galvano (23), y a Matías Belloso (20), jugador de Arsenal de Sarandí e hijo de un directivo de Conmebol.

MATÍAS MONTÍN EVOLUCIONA EL JOVEN ATACADO EN UN BOLICHE DE MAR DEL PLATA

Después del ataque en el boliche de Mar del Plata, Matías Montín evoluciona favorablemente

"Está consciente pero desde el primer golpe no se acuerda de nada", sostuvo el padre de la víctima. "Cuando se despertó preguntó por qué estaba acá. Era un grupo que no conocían, es ilógico", agregó.

"Mi hermano me trajo un abogado porque empezamos a ver que de la otra parte estaban queriendo revertir todo", expresó más tarde. Y se quejó: "Falta que digan que mi hijo salió a cabecear botellas de champagne. Están diciendo que hubo pelea y acá no hubo pelea, hubo una agresión directa, fue un ataque".

Según pudo reconstruir Carlos a través del relato de los amigos de su hijo, todo comenzó en el baño, donde uno de los jóvenes recibió el primer golpe. Cuando Matías intervino para conciliar, aseguró el hombre, obtuvo como respuesta un botellazo en la cabeza.

"Cuando la tiran la tercera botella, que no la parten, le pega de frente en la cara, mi hijo cae y uno de sus amigos se le tira encima para cubrirlo. Quedó todo el buzo manchado con la sangre", contó Carlos sobre el episodio que dejó al estudiante de Ingeniería Química en terapia intensiva.

Luego del ataque, Matías fue auxiliado por una enfermera del boliche -clausurado después del episodio- y minutos más tarde por una ambulancia que lo trasladó hasta el hospital en donde hoy se recupera.

La causa judicial que investiga la agresión pasará a la órbita de la fiscalía de turno, encabezada esta semana por Andrea Gómez, una vez que finalice la ronda de declaraciones indagatorias que toma el fiscal Paulo Cubas, según informó hoy La Capital de Mar del Plata. El hecho caratulado como “lesiones graves” o “lesiones en riña” podría ser modificado a “tentativa de homicidio” por pedido del abogado de la familia Montín, Ignacio Trimarco.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión