Sociedad Tendencias
HISTORIAS BONAERENSES

¿Combate Medieval?: Conocé a la Selección Argentina 

El Combate Medieval es un deporte inspirado en las luchas de la Edad Media. Argentina tiene su selección nacional y compite en Mundiales.

¿Cuál sería tu reacción si, caminando por una plaza en San Isidro, paseando por un parque en Tandil o visitando una feria en Remedios de Escalada; te encontrás con un grupo de caballeros medievales luchando con sus armaduras, sus espadas, escudos, hachas y mazas? Probablemente pensarías que se está grabando una escena de una película o una serie ambientada en el medioevo; aunque rápidamente advertirías que la intensidad de los golpes que se propinan no tienen nada de actuado. Descartando la idea de un posible viaje en el tiempo por parte de los luchadores y asumiendo que no se trata de un sueño producto de haber pasado varias horas mirando capítulos y capítulos de Game of Thrones; probablemente alguien notaría tu confusión y te diría que se trata de un Combate Medieval.

El Combate Medieval es un deporte de contacto relativamente nuevo, que se originó en Rusia hacia fines de la década del 90, aunque retoma una práctica que era común en Europa entre el siglo XII y XIV. Esta disciplina, que conjuga técnicas de artes marciales y de esgrima, enfrenta a dos o más luchadores equipados con armaduras de época dentro de una especie de ring al aire libre, delimitado por un rectángulo de troncos de madera o vallas.

TE PUEDE INTERESAR

Si bien este deporte existe hace más de 20 años, en Argentina recién comenzó hace no más de 10, cuando existían apenas un puñado de clubes donde se podía realizar esta práctica. Actualmente hay alrededor de 20 equipos distribuidos por todo el país, que compiten en distintos torneos nacionales y que, en su mayoría, se realizan en la Provincia de Buenos Aires; principalmente en San Isidro, Ingeniero Maschwitz y Remedios de Escalada; aunque también hay en Córdoba y Mendoza.

En Newbery Combate Medieval, uno de esos 20 equipos, entrena Ignacio Brunstein (34), el capitán del seleccionado que compite en los mundiales que se realizan cada dos años. “Yo llegué al deporte porque siempre me interesó la historia y todo lo que tiene que ver con lo medieval, y hace 3 años leí una nota en un periódico que me gustó sobre los chicos de la Selección que volvían de luchar en un Mundial. Ahí vi videos, y me interesó todavía más porque yo no tenía idea de que se hacía esto en la actualidad, entonces hablé con la Federación Nacional y me pasaron contactos de distintos clubes”, comenta Brunstein en diálogo con INFOCIELO.

Newbery Combate Medieval on Facebook Watch

“Tenemos 2 tipos de combates: los grupales y los individuales. Dentro de las individuales hay 4 categorías distintas de duelos. Una de ellas es espada y escudo heráldico, un escudo grande que te llega a cubrir casi un tercio del cuerpo; después tenés espada y rodela, que es un escudo redondo de 35 centímetros de diámetro; también tenés espada a 2 manos y por último tenés las astas, que son armas de 2 metros y pico de altura, donde el 90% del arma es madera y en la punta tiene como una hoja de una espada”, detalla el capitán de la Selección Argentina de Combate Medieval, “en Bohurt (luchas grupales) tenés las mismas astas; tenés hachas de una mano, de una mano y media y de 2 manos; las mazas, de las mismas medidas; y las espadas”.

Según Brunstein, “el objetivo es derribar al otro, por eso, para poder hacerlo tenés que pegarle, dentro de los parámetros del reglamento, como si lo fueras a matar”. Para no poner en riesgo su salud, los combatientes utilizan armas con la punta redondeada, sin filo, y además poseen pesadas armaduras de acero, similares a las que se usaban en el medioevo, que deben cubrirles al menos el 90% de su cuerpo, y tienen que ajustarse a un estricto reglamento a la hora de competir.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FBXs2VIXgqUV%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABABLRmUzPr07VX6d8Leva9csILrktmPDDLVtyv3jgtq6B2li6Upc2eZC3VYtFfZCRY2gomcJ6BcRHaMCQ2hD7tys82d4gwuf6LZBRFLZALdWBUKFAVXllWU0EZC43YAEvIrUrQRsgSl0CCD6nv3JMZD

Las selecciones tienen la posibilidad de participar en 2 torneos internacionales distintos: HMB (Historical Medieval Battle), que se realiza cada 2 años o en IMCF (International Medieval Combat Federation), que se organiza todos los años. “Lo que cambia entre ambos es el reglamento a nivel deportivo. En HMB hay técnicas que están prohibidas porque tratan de cuidar más la integridad del luchador, mientras que en lo que es IMCF son técnicas que se usaban en la Edad Media, pero que pueden llegar a tener complicaciones a nivel deportivo”.

2019 fue el último año en el que Argentina participó a nivel mundial de los combates medievales que se hicieron en Serbia (HMB) y Ucrania (IMCF), y en ambos estuvo presente el actual capitán argentino, que hizo su debut internacional. “En la categoría de duelo en la que intervine, que era espada y rodela; de 5 peleas gané 2 y perdí 3. En la última pelea quedé afuera con uno de los luchadores que quedó en el podio”, cuenta Brunstein y agrega: “A nivel grupal tuvimos complicaciones porque quien era el capitán y uno de los mejores peleadores del país, no pudo viajar a dos días de que arranque el torneo. Quedamos con menos cantidad de la que necesitábamos para el recambio y con dos bajas que eran las más importantes; así que lamentablemente el resultado no fue el esperado, pero en mi caso particular me sirvió para sumar mucha experiencia”.

11703395_1059598427400795_1339775049311667505_o.jpg

Ignacio Brunstein tiene en sus manos la responsabilidad de reclutar a los luchadores que representarán los colores nacionales en el próximo Mundial, que se iba a hacer en España pero debió postergarse debido a la pandemia de coronavirus. “Hoy por hoy estamos en el proceso de preselección todavía y tenemos 13 personas masculinas, y femeninas tenemos 4 chicas que estarían para la disciplina Bohurt y 2 para duelo”.

Guerreras albicelestes

¿El combate medieval es un deporte de caballeros? Sí, pero también de guerreras. Sofía Giampietro es marplatense, tiene 24 años y desde hace 4 que forma parte del conjunto de Dragones Atlánticos, el primer equipo de Combate Medieval de “La Feliz”.

“Llegué a esta disciplina por las redes sociales. Tenía un conocido en Facebook que subió una foto con la armadura puesta y no dudé en preguntarle qué era lo que hacía. Me dijo que hacía Combate Medieval y me invitó a sumarme a Dragones Atlánticos, equipo que él había formado con un compañero actual”, cuenta a INFOCIELO Giampietro, quien reconoce que hasta ese momento no se había visto atraída por ningún deporte, pero el hecho de “querer mejorar, querer tener buenos resultados en las peleas y seguir creciendo dentro del Combate Medieval hizo no solo que entrenara mucho más, sino que también lo disfrute, y eso es algo que le agradezco muchísimo a este deporte”.

86382697_1423208891193112_6528321762747219968_o.jpg

Sofía, junto con otras cuatro luchadoras que integran el equipo de Dragones Atlánticos, entrena en las dos sedes que tiene el Club Lanús de Mar del Plata, donde, según precisa, le dedican una primera parte a la preparación física y una segunda parte al desarrollo de la técnica. “En la parte física reforzamos todas las cuestiones primordiales para estar en estado y poder pelear, porque hay que recordar que nuestros equipos pesan entre 25 y 20 kilos y las armas también tienen su peso”, detalla la joven luchadora y agrega que “en lo que es la parte técnica, enseñamos los aspectos básicos del Combate Medieval, ya sea para duelo o para Bohurt”.

Giampietro es consciente, de los riesgos a los que se expone cada vez que pisa una Liza (cuadrilatero de combate), aunque no le teme a los golpes, a pesar de haber sido víctima de una dura lesión representando al seleccionado nacional femenino en 2018: “En la categoría grupal enfrentábamos a Rusia, que es el equipo más poderoso del mundo, se me corrió la protección del cuello para un costado porque no estaba usando un casco que era mío y, cuando me agaché, una de las peleadoras del equipo opuesto, que tenía mucha fuerza, me pegó muy fuerte con un arma que se llama Falchion entre el cuello y el hombro”, recuerda la luchadora marplantense sobre su lesión más grave.

33095232_2083337185285215_8480508738082439168_n.jpg

La guerrera, que aspira a poder defender una vez más la bandera argentina compitiendo internacionalmente, admite que la reacción de las personas cuando les comenta sobre la disciplina que practica es variada: “Están los que entienden que es un deporte, pero les tenés que explicar bien para terminar de cerrar; están los que piensan que te disfrazás y están los que les da impresión cómo nos pegamos. Es bastante difícil plasmar qué es el deporte con palabras, entonces siempre invito a que vayan a ver un torneo o una exhibición porque ahí se responde todo”.

Una disciplina que crece en el país y en el mundo

Según explica el capitán del seleccionado argentino, Ignacio Brunstein, el Combate Medieval “es un deporte que, por suerte está bastante en auge, e incluso una de las disciplinas, que es HMB, está tratando de que sea reconocido como deporte olímpico, así que le están metiendo fichas a lo que es la parte de la historicidad, seguridad y a cumplir con todas las reglamentaciones que tiene el Comité Olímpico para que pueda ser incorporado en algún momento”.

Asimismo, indica que se trata de un deporte abierto a todo tipo de personas y que la persona que se quiera sumar “no tiene que tener conocimientos previos ni ninguna característica puntual, solo tiene que tener ganas de entrenar y le tiene que gustar un poco la historia y los deportes de contacto”. En este sentido, comenta que “hay un equipo que tiene entrenando con ellos a un chico en silla de ruedas, que no pelea en las categorías grupales, pero sí en las de duelo a nivel exhibición. Lamentablemente no puede competir en torneos porque no hay otro chico que esté en la misma condición”.

“Yo este deporte se lo recomendaría a cualquier persona porque es increíble el nivel de adrenalina que se siente al estar peleando, es algo único”, asegura Sofia Giampietro, que fomenta la participación femenina en el Combate Medieval: “En Argentina somos muy poquitas mujeres que practicamos esta disciplina, entonces yo siempre voy a estar motivando muchísimo más a las chicas, pero no tanto por el hecho de pelear en torneos, sino por el disfrute”

¿En qué lugares se puede entrenar Combate Medieval en la Provincia de Buenos Aires?

Según detalla Ignacio Brunstein, “en Capital Federal hay 6 equipos con distintas sedes que, en su mayoría, están en Devoto, Villa Crespo y la zona de Once; después tenés una sede en Ramos Mejía; una en Morón; una en San Isidro; en Vicente López; otra en Bella Vista; también en Mar del Plata y Tandil”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión