Judiciales y Policiales Municipios
EN PLENO CORAZÓN SOJERO

Tensión en Rivadavia por un posible desalojo a una cooperativa integrada por 500 personas

En Rivadavia hay tensión por el posible desalojo de una cooperativa de 500 personas. Sus integrantes aseguran que el intendente Reynoso no cumplió con su palabra y denuncian que exista más de 300 personas que tienen que acudir a su comedor, en pleno “corazón sojero”.

En América, la localidad cabecera del partido de Rivadavia, el conflicto entre una cooperativa de más de 500 personas y el municipio, dividen a la comunidad. El gobierno municipal a cargo de Javier Ulises Reynoso (Juntos por el Cambio) presiona para que la cooperativa “La Comunitaria” abandone un predio y un galpón en donde funcionan más de 10 talleres culturales y concurren allí, 300 personas a un comedor. 

Es decir, personas que no acceden a una alimentación adecuada en el corazón de la pampa sojera. 

TE PUEDE INTERESAR

Pero la disputa que motoriza el gobierno local, va más allá. Se trata en realidad, de un caso que roza la persecución política, puesto que la intención de desalojo se profundizó después de que una de sus integrantes participara dentro de la lista del Frente de Todos, en agosto del año pasado. 

A esto se le agrega, también, que varios de sus cooperativistas se unieron al Movimiento de los Trabajadores Excluidos (MTE), un gremio de la economía popular que crece a lo largo y ancho del país. 

En resumen, el gobierno y los miembros de la cooperativa firmaron un comodato en donde el intendente se comprometía a cederles el espacio por cuatro años más, pero siempre y cuando fuese reelegido. Finalmente, en octubre pasado Reynoso sostuvo el mandato, pero al día siguiente envió un proyecto al HCD local para construir en ese galpón, una residencia universitaria. 

Más tarde, el Juzgado en lo Contencioso Administrativo de Trenque Lauquen rechazó la medida cautelar solicitada por la Cooperativa La Comunitaria y por ende, le dio 15 días para entregar el galpón a las autoridades municipales de Rivadavia.

Hoy, unas 500 personas se podrían quedar sin su espacio de trabajo y de esparcimiento en caso de que el desalojo se efectúe bajo la fuerza pública, con fecha para el 12 de marzo próximo. 

“Nos preocupa muchísimo la falta de compromiso social del intendente Reynoso. En este contexto de crisis, querer desalojar por la fuerza pública un comedor para 300 vecinos, fábrica de textil y numerosos talleres es una locura”, explicó para INFOCIELO, Manuel Martino, integrante de La Comunitaria, quien también agregó que cuando desde la cooperativa se comenzó a trabajar con jóvenes con problemas de adicciones, el municipio “se puso muy incómodo” .

“En ves de ayudar ha intentado por todos los medios destruir este proceso. Con lo cual ya no sabemos de qué lado están con respeto al tema drogas y adicciones en Rivadavia”, sostuvo. 

Según relatan los cooperativistas, el argumento que el intendente Reynoso pone sobre la mesa para el desalojo es que el gobierno planea construir -justo allí- un albergue para estudiantes universitarios. Por ahora no hay un solo avance para que en la zona se despliegue un “polo universitario”, así como también es destacable que en la actualidad, el municipio cuenta con un albergue propio de 140 camas en desuso y otros espacios disponibles.

Vale aclarar, este medio intentó comunicarse con el municipio pero hasta el momento no logró conseguir respuesta sobre este tema. 

“Hay tantos lugares que tiene el municipio que no funcionan. El único fin es que La Comunitaria se vaya, tenemos un comodato firmado por cuatro años, no es un capricho”, responden desde la organización. Y explican que “lo insólito” de la resolución del Juez Germain es que “no ofrece ninguna mediación, e indica dejar el lugar el próximo 12 de marzo”.

500 ALMAS COOPERATIVAS

América es un pueblo de 11 mil habitantes, pero solo en esa localidad, la cooperativa La Comunitaria reúne a cientos de personas desde su comedor solidario y desde sus talleres culturales. Es una de las 10 sedes que La Comunitaria tiene entre La Pampa y la provincia de Buenos Aires y lleva más de ocho años en funcionamiento. 

Además, a través del MTE, unos 50 cooperativistas cobran un salario social complementario por realizar diferentes tipos de trabajo: desempeñándose en el área de Construcción, limpieza, talleres culturales y sociales, producción, cocina, entre otros.

Además, en el Galpón se cocinan 280 viandas que se dan 3 veces por semana. En el lugar también se corta el pelo a niños de forma gratuita y funcionan once talleres, con la posibilidad de que sume uno más, siempre y cuando no se termine dando el desalojo.

Hay teatro para niños y adultos, folklore para niños, jóvenes y adultos, talleres de rap, guitarra, violín, apoyo escolar, tango y la posibilidad de que se abra uno de textil, que podría capacitar a 10 mujeres con salida laboral. 

Por su parte, el teatro comunitario de cooperativa es reconocido a nivel nacional por ser parte de la Red Nacional de Teatros Comunitarios y a nivel nacional por ser referentes del Movimiento de Cultura Viva Comunitaria Argentino y Latinoamericano.

Son, en total, 51 niños, 98 jóvenes y 51 adultos. Si a eso se le suman las 300 personas que pasan por el comedor, el número concluye en 500. Quinientas almas cooperativas. 

Javier Reynoso, intendente de Rivadavia. 

LA XENOFOBIA DE UN FUNCIONARIO

Cuando la confrontación entre el gobierno local y la cooperativa llegó hasta su punto más alto, un funcionario del intendente Reynoso calificó al Conurbano y a la provincia de Formosa, como lugares “corruptos e inmorales”.

Se trata de Daniel Trasmonte, el Director de Producción del gobierno municipal. El funcionario eligió esas geografías como metáfora para describir a los cooperativistas que habitan el galpón de América.

Fue durante una transmisión en vivo de una sesión del Concejo Deliberante cuando se trataba la utilidad pública de la residencia universitaria que el gobierno quiere construir en el galpón de la cooperativa. 

“No queremos ni aceptamos para la comunidad de Rivadavia, chicanas, inventos, relatos y engaños que son propios del Conurbano, de Formosa, de otros lugares que son corruptos e inmorales. Nosotros somos una comunidad distinta”, escribió en el chat de Facebook Live, sin saber que sus palabras quedarían grabadas a fuego. 

A pesar de que la bancada de la oposición pidió su renuncia y que se dio una denuncia formal ante el INADI, el jefe comunal desoyó las críticas y Trasmonte continúa hoy en su cargo. 

CUENTA REGRESIVA

El próximo jueves 12 es la fecha que la justicia le dio a los cooperativistas para desalojar el lugar. Desde el municipio no hay ofrecido alguna alternativa y las horas corren.

Por eso, desde La Comunitaria han montado toda una campaña de difusión y denuncia para alertar sobre el posible desenlace, al cual aseguran incluso podría darse bajo la represión.

De un lado, la tensión que profundiza el municipio conducido por Reynoso y por otro, la resistencia de más de 500 familias que habitan el mencionado galpón. Ese que alguna vez estuvo abandonado.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión