Política y Economía
ALQUILERES

"Un millón de personas pueden quedarse en la calle", advierten desde Inquilinos Agrupados

Una encuesta realizada por la Federación de Inquilinos Nacional volvió a encender las alarmas entre los ocupantes. El 50% no puede sostener el pago mensual, que en promedio se lleva el 45% de un salario. Presionan por la extensión del DNU N°320

La Federación de Inquilinos Nacional realizó una encuesta que arrojó números estremecedores respecto a la situación de los inquilinos en la provincia de Buenos Aires. Por la pandemia, el 50% de las personas que alquilan no pueden afrontar los pagos mensuales, y un millón podrían quedar en la calle si no se extendiera más allá del 30 de septiembre el vencimiento del DNU N°320 que prohíbe los desalojos.

Patricia Sánchez, referente de Inquilinos La Plata advirtió la complicada situación que atraviesa el sector y señaló que "la mitad de los inquilinos acumulamos deudas de más de dos meses de alquiler". Por ese motivo, solicitan que el DNU que prohíbe los desalojos se extienda del 30 de septiembre al 30 de marzo de 2021.

TE PUEDE INTERESAR

"Es muy necesario luchar por la extensión del decreto 320 porque esto nos va a dar a nosotros un poco de alivio para unos meses más poder recuperarnos económicamente, de ser posible", indicó Sánchez y remarcó que, según la encuesta, el valor de un alquiler es en promedio el 45% de un salario, sin contar expensas y servicios. 

El decreto que el Gobierno Nacional estableció a fines de marzo, poco después de comenzar la cuarentena por la pandemia de covid-19, congeló los precios de los alquileres a marzo, impuso un régimen de financiación para quienes no puedan afrontar los pagos mensuales que comenzará en octubre, y prohibió los desalojos. Grandes alivios para los inquilinos, que en ese entonces comenzaban a ver con preocupación cómo afrontar los gastos mensuales con ingresos reducidos o inexistentes, en el caso de las actividades prohibidas durante la cuarentena.

Un día más tarde, el Congreso sancionó la Ley de Alquileres, que cambió algunas reglas del mercado inmobiliario: Regulación de precios, con un índice en base a la inflación y la actualización salarian; revisión anual de los precios, en lugar de semestral y renovación de los contratos por 3 años, entre otras medidas.

Desde el sector inmobiliario señalaron que la imposibilidad de desalojar, sumado a la nueva ley, afectaría la oferta de alquileres. Sin embargo, Patricia Sánchez afirmó lo contrario. "Alquileres hay, porque la gente nos llama preguntando sobre el asesoramiento de qué es lo que no deben pagar, o lo que les deben cobrar", señaló y advirtió que "se están utilizando estrategias bastante complejas poniendo la base para poder subir los precios".

Hoy la situación se mantiene prácticamente igual que en marzo, y es difícil precisar cuánto durará la incertidumbre. Por eso, los inquilinos vuelven a mostrar la preocupación con el vencimiento del DNU cada vez más cercano e insisten en la extensión. Aunque no hay nada oficial aún, todo parece indicar que así será.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión