Historias bonaerenses Historias bonaerenses Sociedad
HISTORIAS BONAERENSES

¿Quién es Fabiana Ocaranza? La creadora del mejor alfajor del mundo

Fabiana Ocaranza es la creadora de "Milagros del Cielo", un alfajor de Mar del Plata elegido recientemente como el mejor del mundo. Conocé su historia.

Fabiana Ocaranza hace 22 años creó "Milagros del Cielo", una pequeña empresa de alfajores y chocolates artesanales de la ciudad bonaerense de Mar del Plata. El pasado fin de semana ganó el premio al mejor alfajor del mundo en el Primer Campeonato mundial del Alfajor, donde compitió con más de 150 productores. Para conocer la historia detrás de esta delicia, Infocielo habló con Fabiana.

Cuando se piensa en el mejor alfajor del mundo se creería que fue creado por un pastelero con una extensa formación en la materia. Sin embargo, la historia de "Milagros del Cielo" es completamente distinta.

TE PUEDE INTERESAR

Fabiana jamás estudió pastelería y tampoco nunca estuvo vinculada al mundo culinario. Pero el destino tiene sus tretas y llevó a Fabiana a convertirse en una estrella de la pastelería.

Cuando finalizó el secundario, Fabiana recibió el título de técnica química. Ella siempre se sintió la oveja negra de la familia. Con padre y hermana martilleros públicos, Fabiana no sabía qué hacer el resto de su vida. Con su título golpeó puertas y comenzó a trabajar en una empresa pesquera de Mar del Plata para hacer algo en el mientras tanto.

WhatsApp Image 2022-08-12 at 9.35.50 AM (1).jpeg
Fabiana Ocaranza es la creadora de "Milagros del Cielo", el alfajor marplatense elegido recientemente como el mejor del mundo en el Primer Campeonato mundial del Alfajor. 

Fabiana Ocaranza es la creadora de "Milagros del Cielo", el alfajor marplatense elegido recientemente como el mejor del mundo en el Primer Campeonato mundial del Alfajor.

Sin embargo, una vez en su lugar del trabajo se encontró con uno de sus docentes de la escuela que le preguntó: "Y vos, ¿Qué hacés trabajando acá?". "Se lo tengo que agradecer, porque quizás el vio algo que yo no vi", contó Fabiana en diálogo con Infocielo.

Fue así que abandonó su trabajo como técnica química y realizó un test vocacional que le indicó que lo suyo eran las ciencias sociales. Tras ello, comenzó a estudiar abogacía y, luego de aprobar 10 materias, en medio de una clase volvió la misma pregunta a su cabeza: "¿Qué hago acá?", siendo el fin de su carrera universitaria.

Luego continúo dando vueltas por varios rubros, buscando qué hacer y tratando de encontrar su verdadera pasión. Hasta que, finalmente, un día se cruzó con su actual maestro pastelero, y juntos decidieron fundar "Milagros del Cielo", empresa que se mantiene activa hace 22 años.

"Uno ayuda a la vida para que te pasen las cosas pero a veces no sabes por qué te pasan. La vida te hace dudar y preguntarte a vos mismo que querés realmente. Una cosa fue llevando a la otra, fue como un dominó. Vos empezas con algo y no sabés a dónde puede terminar", sostuvo.

Milagros del Cielo, una empresa llena de historias

"Milagros del Cielo" es una pequeña empresa con solo siete empleados. Cuenta con dos locales en Mar del Plata, uno en diagonal Pueyrredón al 2910 esquina Peatonal San Martín y la otra en Güemes 2754, local 5 y 6.

alfajor mar del plata.jpg

Los sabores de los alfajores que se encuentran a la venta son: dulce de leche con nuez recubierto de chocolate blanco; dulce de leche con nuez recubierto de chocolate; dulce de leche con oreo recubierto de chocolate blanco; dulce de leche con oreo recubierto de chocolate; dulce de leche especial; mousse de chocolate al licor; pasas al rhum; frutos rojos; frutos del bosque; arándanos; frambuesa; limoncello; cremas de avellanas y cacao; coco; marroc; y menta. Asimismo, se destacan por sus deliciosos chocolates.

Hace 22 años que trabajan de forma ininterrumpida ofreciendo no solo increíbles alfajores, sino una excelente calidad humana a cada uno de los clientes. "Estoy agradecida a la gente y a la vida. El protagonista acá es el alfajor. Vos podés tener un buen producto pero la calidad humana es fundamental. No solo de los clientes sino de la gente que me acompaña, que somos poquitos pero somos campeones", dijo muy orgullosa.

"Mi negocio no es solamente un comercio, acá hay muchas historias de vida. Detrás del alfajor tengo muchas historias hermosas y yo valoro mucho eso. A mi eso me hizo exitosa en estos 22 años", agregó.

En este sentido, Fabiana tiene una gran cantidad de anécdotas que dan cuenta de la pasión por su trabajo. Una de ellas, fue cuando una de sus clientas, a quien no conocía personalmente, le pidió por favor que le llevara un alfajor cuando estaba a punto de dar a luz. Fabiana no dudó y fue hacia la mujer a cumplir su antojo.

66106735_2267676183543305_5299982324639727616_n.jpg

"La otra vez vino un chico de 20 años que quería un alfajor de membrillo y me contó que cuando venía con su abuelo no llegaba al mostrador. El chico me decía: 'Ahora mi abuelo no está y yo sigo comprando el alfajor de membrillo para recordarlo'. Es muy emocionante", relató.

Luego recordó otra historia de vida: "Había un matrimonio que me había contado que una de las hijas no podía quedar embarazada. Con el paso de años volvieron y me dijeron: 'Usted no se acuerda de nosotros, pero cuando vinimos le contamos lo que nos pasaba y nos dijo que no perdiéramos la fe. Entonces fuimos a visitar a la virgen de la Dulce Espera. Hoy somos abuelos'. Nos pusimos a llorar los tres de la emoción".

Las historia de Fabiana son un claro ejemplo de cómo el alfajor es mucho más dos tapitas con un relleno y cobertura: es comunicación, son reuniones con familia y amigos, un recuerdo, un regalo y momentos irrepetibles. No solo eso, sino que cada parte del territorio argentino tiene el propio, con un sello identitario que se distingue del resto y que expresan los valores de cada comunidad.

El mejor alfajor del mundo

El pasado 6 de agosto se realizó el Primer Campeonato mundial del Alfajor en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, del cual participaron más de 150 productores argentinos y del mundo con 350 muestras. Allí "Milagros del Cielo" fue galardonado como el mejor del mundo.

WhatsApp Image 2022-08-12 at 9.35.50 AM (2).jpeg
El alfajor ganador fue el de mousse de chocolate al licor, el cual pesa entre 90 y 100 gramos y lleva 50 gramos de relleno.

El alfajor ganador fue el de mousse de chocolate al licor, el cual pesa entre 90 y 100 gramos y lleva 50 gramos de relleno.

En una cata a ciegas, los expertos juzgaron los ingredientes, el relleno, la galleta y la cobertura. A su vez, analizaron la apariencia, la relación galleta relleno, homogeneidad del relleno, espesor de la cobertura, firmeza, masticabilidad, evaluación gustativa y olfativa, complejidad y equilibrio de cada uno.

Además del premio mayor, se entregaron otras 46 distinciones en las siguientes categorías: Mejor Chocolate Negro, Mejor Chocolate Blanco, Mejor Dulce de Leche, Mejor Relleno de Fruta, Mejor Alfajor Simple, Mejor Alfajor Triple, Mejor Galleta, Mejor Alfajor de Confitería, Mejor Sabor Tradicional, Mejor Sabor Exótico, Mejor Textura, Mejor Aroma a Alfajor, Mejor Packaging, Mejor Alfajor Saludable y Mejor Alfajor de Maicena.

Los alfajores provenían de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, entre otras. También fueron parte Colombia, Ecuador, Brasil, Paraguay, Perú, Canadá, Países Bajos y España, aunque en su mayoría son argentinos en el extranjero.

El alfajor ganador fue el de mousse de chocolate al licor, el cual pesa entre 90 y 100 gramos y lleva 50 gramos de relleno. "Lo que logramos es el equilibrio justo entre el sabor del relleno para el mismo no empalague", detalló Fabiana.

milagros del cielo.jpg

A su vez, Fabiana confesó que desconocía completamente la existencia del mundial. Unas amigas le avisaron y le insistieron en anotarse. Finalmente, se inscribió en la categoría de sabores exóticos por la crema de mouse al licor. Mandó las muestras y fue hasta Buenos Aires.

Los días previos a la premiación, paseó por la ciudad, se reencontró con su familia porteña y se desconectó completamente del mundial. Sin embargo, aquel sábado estuvo presente desde temprano, cuando los 12 jurados presentaron los 15 alfajores semifinalistas.

"Yo veía que pasaban todos los alfajores y no el mío. Pero después dicen: 'Muestra 231' y ahí estaba mi alfajor. Empecé a llorar para adentro porque se me salía el corazón cuando lo vi", contó. Luego de 15 minutos deliberando, los jurados se acercaron nuevamente a los participantes y a la prensa para dar el premio mayor a "Milagros del Cielo".

"No podía decir nada de la emoción que tenía. Fue alucinante. Un reconocimiento a estos 22 años de trabajo. Yo siempre digo que nunca bajen los brazos cuando tengas una motivación de vida, una ilusión, que esos sueños no se te quiten por más que haya millones de piedras en el camino, porque eso hace a tu fortaleza", concluyó.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión