Sociedad
QUÉ PASA EN ALEMANIA

Crónica de una inundación, desde Buenos Aires a Alemania

Alemania enfrenta una inundación catastrófica y el periodista Federico Maggiori la cuenta con ojos bonaerenses.

El 15 de julio comenzó a llover con fuerza en buena parte del oeste de Alemania. Claudia Peters, que nació en Buenos Aires y se crió en Los Polvorines, partido de San Miguel, sintió miedo cuando vio que su jardín se inundaba. Las lluvias -usuales en el verano alemán- nunca habían sido tantas y tan fuertes. Una parte de Alemania se encuentra en reconstrucción luego de atravesar la inundación, considerada uno de los peores desastres naturales de su historia. En total hay 160 personas que perdieron la vida, cientos de desaparecidos y perdidas materiales por dos mil millones de euros.

“Mi barrio no fue afectado, pero aproximadamente a 7 km donde pasa un arroyo, hubo barros inundados”, relató Claudia a INFOCIELO. En 1983 llegó a Düsseldorf , una de las ciudades más importantes del país, atravesada por el famoso rio Rin, es la capital del estado federado Renania del Norte-Westfalia. A 160 kilómetros al sur se encuentra el Land de Renania-Palatinado, zona cero de las inundaciones.

TE PUEDE INTERESAR

El domingo pasado, luego de su ultima visita a Washington, la canciller Angela Merkel estuvo en el lugar del desastre y prometió “ayuda urgente”. La máxima autoridad alemana describió al lugar como “fantasmagórico y surrealista”. Merkel atraviesa sus últimos meses de gestión con el desafío comenzar a poner a la principal economía de la Unión Europea en marcha luego de la pandemia, llegar a todos con la campaña de vacunación y, ahora, reconstruir la franja oeste del país de cara a las elecciones de federales de septiembre. Serán las primeras elecciones sin su presencia en veinte años.

"Tenemos que reflexionar sobre cómo debemos actuar ante eso para avanzar hacia la neutralidad climática", dijo Merkel. Combatir el cambio climático es una de las principales preocupaciones de Alemania y de la Unión Europea. Europa han establecido ambiciosas metas con el objetivo de combatir este problema. Los cambios serán imprescindibles para para que los paises reciban fondos de asistencia pospandemia. Uno de ellos es el fin de los coches a combustible fósiles para 2035.

Claidia Peters en las donaciones.jfif
Claudia Peters, bonaerense que vivió las inundaciones en Alemania

Claudia Peters, bonaerense que vivió las inundaciones en Alemania

“Estábamos en casa y cada tanto bajamos al sótano para ver si se llenaba de agua, tres semanas atrás en mi cuadra hubo mas agua en una lluvia de 50 minutos”, explicó Claudia. “Uno se asusta y piensa cómo protegerte para la próxima tormenta. En la oficina de canalización de información te indican que debes cambiar para mejorar en tu casa para que no vuelva a entrar el agua”.

Merkel recorrió junto a Malu Dreyer un pequeño pueblo de 700 habitantes llamado Schuld, que se transformó en el símbolo del desastre y fue arrasado por la tormeta. Dreyer es socialdemócrata, opositora a Merkel y jefa de gobierno de Renania-Palatinado. Al ver el desastre Merkel tomó la mano de Dreyer y ambas caminaron juntas entre los escombros, la imagen no tardó en volver un ícono de la unidad para la reconstrucción.

Claudia cuenta que tiene familia alemana y austríaca en Vicente López y que cada año escapa del invierno alemán para pasar tres meses en Villa Gesell. Es autónoma y se encarga de alojar a empresarios que van a la feria internacional de Düsseldorf. La pandemia ha provocado que no tenga trabajo en el último año y medio.

También es concejal por la tercera edad, se encargan de mejorar la calidad de vida de los adultos mayores. El desastre lo cambió todo y ahora se encuentra organizando las donaciones para personas que han perdido sus casas. “Leí que sólo el 45% estaba asegurado”, dice. La cantidad de cosas recaudas la sorprendió: “es increíble, quieren seguir donando cosas pero no tenemos capacidad para guardar todo”. El sábado eran unas pocas personas organizando los objetos y alimentos recibidos. El domingo ya había 200 personas trabajando en la organización.

Jorge Heinzmann, que nació en Florida (Vicente López) vive en Münster, también contó su experiencia: “ese día estaba llevando un pedido de empanadas a los Países Bajos cuando comenzó a la tormenta. Nunca había visto llover así en su vida. Casi me vuelvo por temor a un accidente”.

Polémica por las alarmas

Haber prevenido el desastre es una de las grandes discusiones en Alemania. La cadena de televisión estatal DW muestra a ciudadanos diciendo que “la información era caótica”. La polémica parece zanjarse si se mira el Sistema Europeo de Alerta de Inundaciones, que cinco días antes emitió un máximo alerta.

Merkel en la inundacion.jfif
La canciller de Alemania, Angela Merkel, en las zonas inundadas

La canciller de Alemania, Angela Merkel, en las zonas inundadas

Los distintos servicios meteorológicos alemanes lanzaron 150 avisos y el sistema Copernicus, de observación terrestre para Europa, también emitió señales de peligro. La información estaba para parece que nadie la escuchó.

Desde el Bundestag (Parlamento alemán) han llovido críticas diciendo que la situación se podría haber evitado. Annalena Baerbock, candidata a canciller por Los Verdes, dijo a través de su cuenta de twitter que “la protección del clima es ahora” y que es “necesario preparar y tomar medidas efectivas”. Los Verdes, que comenzaron el año arriba en las encuestas y ahora se encuentran segundos, tienen posibilidades de llegar a la Cancillería.

“El destino de los afectados está cerca de nuestro corazón, y lo hemos escuchado en muchas conversaciones”, dijo Armin Laschet, sucesor de la CDU -el partido de Merkel-, en las próximas elecciones.

La tragedia del temporal marcará un antes y un después en la lucha contra el cambio climático en Alemania, y también en la Unión Europea. Tal vez termine siendo una oportunidad para hacer mejor las cosas.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión