Política y Economía
EL SHERIFF DE EZEIZA

Alejandro Granados se acordó que era kirchnerista

El intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, elogió al kirchnerismo del que se había distanciado durante la gestión de María Eugenia Vidal

La recorrida de Axel Kicillof por Ezeiza dejó un nuevo centro de salud y una sucursal del Banco Provincia en marcha, pero también una definición del intendente Alejandro Granados que no pasó desapercibida.

“Muchas de estas obras se empezaron en el 2015 y, con un salto en el tiempo donde se paralizaron, podemos finalmente inaugurarlas”, sostuvo Granados durante el acto de inauguración del CAPS e hizo eco por el tenor oficialista de su afirmación y su despegue respecto a la gestión de la ex gobernadora, María Eugenia Vidal, con la que coqueteó políticamente durante toda su gestión y mantuvo su postura en vilo hasta las últimas elecciones para el armado peronista de Cambiemos, aunque luego se decantó y fue reelecto por el Frente de Todos.

TE PUEDE INTERESAR

Alejandro Granados fue el primer intendente en despegarse del kirchnerismo tras la dura derrota electoral en el ballotage entre Daniel Scioli y Mauricio Macri, en 2015. "Sepan que soy intendente del Partido Justicialista, que soy intendente peronista y que nada tengo que ver con el Frente para la Victoria", dijo en diciembre de aquel año. Apenas pocos días atrás había sido el Ministro de Seguridad bonaerense de la gestión de Scioli, y en 2011 y 2015 fue reelecto en su distrito con la boleta del extinto Frente Para la Victoria.

Por ese motivo, y por su cercanía con la coalición de Cambiemos, sus colegas kirchneristas del conurbano le echaron bronca. En 2017, Fernando Gray lo acusó abiertamente de formar parte de la gestión de Vidal. “Formalmente no está con este gobierno, pero tengo la convicción de que sí está con ellos”, sostuvo el intendente de Esteban Echeverría, el municipio del que se desprendió Ezeiza en 1994.

Alejandro Granados.jpg
Alejandro Granados (centro) junto a Juan José Aranguren y María Eugenia Vidal durante la inauguración de una Central Térmica en Ezeiza. Granados se despegó del kirchnerismo en 2015 y mantuvo una relación cercana a la gestión de Cambiemos.

Alejandro Granados (centro) junto a Juan José Aranguren y María Eugenia Vidal durante la inauguración de una Central Térmica en Ezeiza. Granados se despegó del kirchnerismo en 2015 y mantuvo una relación cercana a la gestión de Cambiemos.

Ese año, la propia Cristina recorrió los municipios del conurbano en campaña para ocupar una banca en el Senado con Unidad Ciudadana. Cuando le tocó visitar Ezeiza, "el Sheriff" no participó del acto como sí lo hizo su esposa y candidata a concejal, Dulce Granados. Tampoco se lo vio con Cristina en las tradicionales fotos con los intendentes del partido, y la ex presidenta no lo mencionó en sus discursos.

Tres años más tarde, y con la nueva gestión, el barón de Ezeiza parece haber recuperado la memoria de sus tiempos junto a los Kirchner. Hoy, en Clarin destacó de sus 25 años como intendente “todo lo que se ha hecho en estos últimos años de esta década extraordinaria que vivimos con Néstor y con Cristina, y esta época final”. Omisión total a la gestión de Cambiemos.

Alejandro Granados disfruta su último mandato. Logró catorce elecciones y reelecciones en Ezeiza, el municipio que encabeza hace 25 años. Y tiene la continuidad política garantizada a través de su hijo, Gastón, quien se hizo cargo del municipio durante la pandemia para que su padre pueda mantenerse aislado, "porque hay respetar mucho el Covid”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión