Política y Economía
ASAMBLEA LEGISLATIVA

Las críticas y las reformas de Alberto Fernández para la Justicia

El Presidente Alberto Fernández cuestionó el lawfare, la doctrina Iruzún y el no pago de ganancias. Apuntó a Stornelli y a la Corte Suprema. Y anunció reformas.

En su discurso de apertura de Sesiones Ordinarias, ante el Congreso de la Nación, el presidente Alberto Fernández no dejó pasar la grave crisis que atraviesa el Poder Judicial de la Nación. Apuntó a la Corte Suprema, a fiscales como Carlos Stornelli y demandó que haya control parlamentario, tal como lo establece la Constitución, sobre la Justicia.

Para Fernández, el Poder Judicial "está en crisis" y vive "en las márgenes del sistema republicano", ya que sus integrantes "disfrutan de privilegios de los que no gozan ningún miembro de la sociedad".

TE PUEDE INTERESAR

A modo de ejemplo, señaló que "ningún magistrado ni funcionario judicial paga hoy el impuesto a las ganancias que si tributan millones de trabajadores y funcionarios del sector público y privado" y que, en el caso de los Ministros del Máximo Tribunal de Justicia, es "virtualmente imposible" acceder a a sus declaraciones juradas.

Todo eso lo atribuyó a una "relación corporativa que los vincula" que permite situaciones como la permanencia más allá del límite de 75 años impuesto por la Constitución de los "supremos" en el cargo.

Sin hablar de Lawfare, término que sueñe emplear Cristina Fernández de Kirchner para dar cuenta de la misma situación, el Presidente señaló además el rol de la "pata mediática" en ese escenario.

Lo hizo al señalar "el tenor de los hechos llamativos que día a día asoman en el mundo judicial y que de modo muy cuidadoso los grandes medios de comunicación ocultan".

Esos hechos, se vinculan, por ejemplo, con la situación del Fiscal Federal Carlos Stornelli. "En la Argentina de hoy, hay un fiscal procesado por delitos tan severos como el espionaje ilegal de ciudadanos o el de extorsión que sigue en funciones como si nada de esto lo afectara", disparó Fernández.

"A él no se le aplica aquella doctrina que recomendaba la detención preventiva de personas cuando su “poder residual” pudiera afectar la investigación. Es cierto. Su poder no es residual. Está vigente", agregó, en relación al mismo caso.

El espionaje ilegal se volvió al centro del discurso durante largos minutos. Así, Fernández dio cuenta de lo que consideró "un perverso sistema en el que se entremezclan jueces, fiscales, pretensos espías y reconocidos periodistas para hacer un seguimiento ilegal de personas detenidas y para montar extorsiones judiciales". Y lamentó que, a pesar de que "todo se sabe", sigue "transcurriendo como si nada pasara".

Alberto Fernández despachó críticas contra la Corte Suprema y el fiscal Carlos Stornelli

El presidente Alberto Fernández le habló al Congreso y pidió que ejerzan el control sobre la Justicia que les faculta la Constitución

En el mismo sentido narró el episodio en el que jueces de casación se entrevistaron con el entonces presidente Mauricio Macri, "justamente días antes de dictar sentencias contra sus opositores políticos". "Solo una voz aislada de ese tribunal se alzó reclamando explicaciones. El resto lo amparó bajo el manto del silencio", comentó.

También apuntó a "decisiones judiciales llamativas" que se dieron este año, como "un per saltum que le asignó extrema gravedad al traslado de dos jueces ignotos".

La referencia es para la decisión de la Corte Suprema que permitió a dos jueces nombrados en condiciones irregulares permanecer en sus cargos.

"Todas estas dudas, que se mezclan con otras en las que se confunden arrepentidos bien pagos con fiscales y jueces que los avalaron, me obligan a reflexionar sin tapujos sobre el modo como hoy está funcionando la institución judicial en el marco de nuestro Estado de Derecho", agregó el Presidente.

Por eso reclamó al Congreso que "asuma su rol de control cruzado sobre el Poder Judicial. Así lo prevé nuestra Constitución Nacional. Institucionalmente, alguien debe ocuparse de ver lo que ha ocurrido y ver lo que está ocurriendo en la administración de justicia de nuestra república".

Junto a ese pedido, Alberto Fernández adelantó la agenda Legislativa de este año, que tendrá en el centro al Poder Judicial.

Los proyectos de Ley que anunció son:

  • La reforma del Fuero Federal, que ya aprobó el Senado y cuya aprobación en Diputados, dijo, espera.
  • La reforma del Ministerio Público, en concreto los cambios en la selección de su titular. Fernández aspira con esto lograr "regularizar de una vez por todas ese órgano que la constitución instituye".
  • Habrá reformas del Poder Judicial, a partir del dictamen de la Comisión de Expertos que funcionó durante 2020. La primera tiene que ver con el funcionamiento del recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia da la Nación, para establecer "la exacta competencia del máximo tribunal consistente en la revisión de la constitucionalidad de las normas aplicadas en sentencias".
  • Reformulación del funcionamiento del Consejo de la Magistratura, como órgano constitucional que debe optimizar todo el proceso de selección y capacitación de los jueces, con la idea de "despolitizarlo".
  • La creación de un "Tribunal Federal de Garantías" que tendrá competencia exclusivamente en cuestiones de arbitrariedad y al que se podrá llegar por vía del recurso extraordinario.
  • El establecimiento del juicio por jurados para la sanción de aquellos delitos graves que se cometan en el ámbito federal.
¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión