Política y Economía
Casa Rosada

Alberto Fernández va al coloquio de IDEA y será líder del PJ

Arrancó la gesta del "pacto social" con guiños al sector empresarial y el respaldo sindical: las dos postales de la semana de Alberto Fernández.

La habitual actividad en Casa Rosada sufrió el impacto directo de la medida preventiva por la pandemia decretada en marzo y, desde entonces, la “botonera” se instaló en la distante Olivos. La semana pasada, el Alberto Fernández “volvió con todo” a la sede del Ejecutivo y trabaja en la gesta del “pacto social”, que tendrá como broche de oro un masivo acto virtual con la CGT en la que será ungido como el presidente del partido Justicialista.

En principio, una de las confirmaciones fuertes de la agenda de esta semana será la participación de Alberto Fernández en el Coloquio de IDEA, foro que reúne a los principales referentes de todo el arco político y empresarial del país. “Todavía no se sabe si participará con un mensaje grabado o si se sumará de forma virtual, permitiendo el intercambio de preguntas”, reconocieron desde el Gobierno.

TE PUEDE INTERESAR

Quien coordina la participación del presidente es Santiago Cafiero, quien esta tarde –antes de la reunión de gabinete económico- ultimará los detalles con Roberto Murchinson, presidente de IDEA. EL encuentro tendrá lugar entre el 14 y 16 de octubre y busca consolidar el “operativo conquista” del empresariado.

“La palabra es conquistarlos, que acepten las medidas. El diálogo siempre estuvo abierto, pero se profundizó la semana pasada. Se está trabajando en la reactivación económica ya no sólo post-pandemia y es por eso que se busca un pacto social. El objetivo es acelerar el proceso y potenciar los incipientes índices positivos”, suman desde Casa Rosada.

En efecto, la semana pasada el presidente mantuvo un encuentro con importantes empresarios, entre ellos Daniel Herrero –CEO de Toyota- en donde se habló de los anuncios económicos que realizó días después Martín Guzmán. Matías Kulfas hizo lo propio con la UIA y el sector de agricultura, en coordinación con el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce.

Lo único que el Gobierno no está dispuesto a negociar es el avance en el tratamiento del proyecto al Aporte Extraordinario, que avanza en el Congreso con Sergio Massa y Máximo Kirchner como principales articuladores con la oposición. Hasta ahora, el único bloque que manifestó su desaprobación y que se sabe votará en contra será el de Juntos por el Cambio.

Otro de los puntos centrales de la agenda política del Gobierno también tendrá a Cafiero como principal articulador. Por la tarde, el jefe de Gabinete de Alberto Fernández mantendrá una reunión con las cúpulas de la CGT, la CTA y la Unión de Trabajadores de la Economía Popular. Participarán además las cámaras de Comercio y de la Construcción.

“Es con todos”, repiten desde Balcarce, que ya saben que cuentan con el apoyo del sindicalismo. A la reunión se sumarán funcionarios de primera línea como Guzmán, Kulfas, Pesce, Cecilia Todesca, Mercedes Marcó del Pont y Claudio Moroni. Todos trabajan con la hoja de ruta delineada y reforzada en las últimas semanas por el presidente: “Somos el Gobierno del trabajo y la producción”.

La “obsesión” de Alberto Fernández de acelerar el proceso de reactivación económica tiene dos ejes centrales: que el bolsillo empiece a sentir el impacto directo en el día a día y consolidar las bases productivas con políticas de “corto, mediano y largo plazo”; un plan ambicioso que “necesita que todas las piezas estén alineadas” cual juego de dominó.

En paralelo, también se trabaja en la agenda sanitaria. Preocupados por los brotes a nivel nacional, la recomendación que le hicieron los epidemiólogos de cara a la próxima extensión de las medidas de aislamiento es que el mensaje del 11 de octubre sea realizado por él mismo. “Le pidieron que le ponga el cuerpo, con un mensaje claro, firme y, por sobre todas las cosas, unificador”, reconocen.

Con la provincia de Buenos Aires y la Ciudad avanzando en un plan de reaperturas y curvas elevadas –pero sostenidas-, la atención ahora está puesta en la federalización de la pandemia. “Nadie se olvidó de que estamos atravesando una pandemia, los contagios siguen y el trabajo urgente está puesto ahí”, destacan.

Habrá silencio de radio con respecto al pedido de juicio político a Carlos Rosenkrantz. “De eso no se habla, al menos por un tiempo”, fue la directiva directa del Ejecutivo a toda la coalición. El gabinete, tras el fuerte zoom presidido por Cafiero, “saldrá a la cancha”, pese a las resistencias internas, para dar batalla a la agenda del desgaste e instalar de nuevo el foco en la gestión.

Un día después de la participación prevista de Alberto Fernández en IDEA, llegará el guiño para los sindicalistas. Después de muchos idas y vueltas, el presidente participará del masivo acto virtual que organiza la CGT para el Día de la Lealtad y, pese a la resistencia interna de un sector del Frente de Todos, será ungido como presidente del Partido Justicialista.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión