Política y Economía
EN MAR DE AJÓ

Alberto Fernández se suma a la rosca del PJ Bonaerense

El presidente Alberto Fernández se sumará a la rosca del verano este miércoles, en un encuentro con intendentes del PJ Bonaerense.

La temporada de verano no es la misma sin sol, playa, churros y rosca. Por eso, el peronismo de la provincia de Buenos Aires se juntará este miércoles, con la presencia de un invitado especial: el presidente Alberto Fernández.

La cita no será, como también es tradición, en Santa Teresita, sino en Mar de Ajó. Los anfitriones serán, sin embargo, los habituales: el intendente de La Costa, Cristian Cardozo, y el vicejefe de Gabinete bonaerense, Juan Pablo De Jesús.

TE PUEDE INTERESAR

Fernández se entrevistó hace pocos días con Cardozo y De Jesús, que viajaron hasta Casa Rosada. Los tres repasaron la evolución de la temporada turística, que tiene al partido de La Costa como protagonista indiscutido, gracias a políticas como el Pre Viaje, que apalancó una temporada récord.

Alberto Fernandez Maximo Kirchner.jpeg
Alberto Fernández junto a Máximo Kirchner, en la quinta de San Vicente

Alberto Fernández junto a Máximo Kirchner, en la quinta de San Vicente

Hasta allí viajará el Jefe de Estado y los intendentes bonaerenses. Asado y rosca para arrancar un año clave que tiene como primera parada política a las elecciones del PJ Bonaerense, fechadas para el 27 de marzo.

La conducción partidaria a nivel provincial ya está definida: Máximo Kirchner fue ungido casi por unanimidad. Sólo Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverría, se opuso a la renovación de autoridades, al punto que la judicializó.

Ahora resta definir quiénes serán los presidentes de los 135 partidos, donde se prevé, empezará a jugarse la pulseada para 2023. Hay que señalar que, a propuesta del propio presidente Alberto Fernández, hoy las candidaturas se definen mediante las PASO. Todas: desde el presidente hasta el último concejal.

Por eso, definir quiénes comandan el partido a nivel local no resulta un tema menor. Por lo pronto, los intendentes encaran esa etapa con la certeza de que podrán presentarse a elecciones al menos una vez más antes de ser alcanzados por los límites que impone la ley.

Así, evitarán padecer los primeros síntomas del "síndrome del pato rengo", la pérdida de poder en los meses previos al fin del último mandato.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión