Alan Alegre cambió las diagonales por la playa