Agro
Disidencias

Molestos por falta de definiciones, los frigoríficos de consumo abandonan la Mesa de Ganados y Carnes

La implementación del Remito Electrónico Cárnico (REC) causa las mayores divisiones en el interior de este espacio.

El modelo de Mesas de Competitividad, una de las apuestas de Cambiemos en materia de política agropecuaria, muestra resultados dispares. En producción de carne bovina, muestra avances sólidos en materia de transparencia comercial, mientras que en el caso de la leche no se registran avances concretos, y los tamberos exhiben su malestar.

Más allá del buen andar de la Mesa de Carnes, empiezan a percibirse algunas disidencias en su interior. Es el caso de la Cámara Argentina de la Industria Frigorífica (CADIF), que mediante un duro comunicado anunció que se retira de este espacio. Si bien reconocen que la disminución de la informalidad en el eslabón industrial fue notable, hay algunos puntos que debilitan la unidad de esta Mesa.

TE PUEDE INTERESAR

Uno de ellos, y quizás el principal, es la implementación del Remito Electrónico Cárnico (REC), de uso obligatorio a partir del próximo 1° de septiembre. En este punto, desde CADIF advierten que a los frigoríficos y matarifes “más cumplidores se les exige cada vez más -algunas cuestiones son harto difíciles y otras son definitivamente imposibles”.

En la Resolución General 4256 publicada por AFIP, se establece que este será el único documento válido para el traslado automotor de carnes y subproductos derivados de la faena de hacienda de bovinos, bubalinos y porcinos.

Para CADIF, la situación de la industria organizada orientada al consumo interno “ha sido muy difícil desde la puesta en marcha de los cambios implementados por el gobierno”. En concreto, aducen que  el escenario se ha complicado sobremanera en el último semestre, con una fuerte tendencia negativa en el corto y mediano plazos, si no se adoptan medidas efectivas y rápidas.

En este punto, interpretan que el avance de las medidas que buscan frenar la informalidad se aplica de manera despareja. “Mientras el eslabón industrial orientado al consumo interno (frigoríficos y matarifes) ha tenido una transformación histórica, el resto de los eslabones de la cadena ha permanecido prácticamente sin cambios ni mayores exigencias”, señalaron.

Con respecto al REC, estimaron que mientras en el interior de la Mesa de Carnes existe una visión, los representantes de este espacio tienen otra mirada al momento de hacer públicas los resultados de las reuniones de esta Mesa. Este tema no es menor para CADIF: mientras destacan que puertas adentro, la postura es ““no están dadas las condiciones de mercado para implementarlo”, al momento de las declaraciones periodísticas reclaman que “no hay oposición expresa al REC, “instrumento cuya implementación conlleva serio riesgo de provocar un caos sin precedentes en el abastecimiento de carne y un fuerte aumento del  precio al público”.  

De esta manera, y de cara a un nuevo encuentro con el presidente Mauricio Macri, este espacio que exhibe resultados concretos en el avance contra la informalidad en la cadena bovina, empieza a mostrar algunas fisuras.

Dejanos tu opinión