Deportes Infocielo
En la mira

El polémico Deportivo Riestra: gerenciado por Víctor Stinfale y con Maradona cerca, vive bajo sospecha

El mundo del fútbol se ve conmocionado por las imágenes del equipo del Bajo Flores entrenando y rompiendo la cuarentena obligatoria. Deportivo Riestra fue un equipo más hasta 2012, pero la llegada del polémico abogado trajo poder, sospechas y un crecimiento meteórico.

Deportivo Riestra vuelve a ganar el foco de atención nuevamente en el fútbol argentino. Esta vez fue por violar la cuarentena obligatoria un hecho que generó malestar hasta las altas esferas nacionales – “es una irresponsabilidad”, dijo el Ministro de Turismo y deportes, Matías Lammens,- y el rechazo general de la opinión pública. La pregunta es ¿porqué Riestra hace lo que quiere?


Para hechar luz sobre la situación hay que entender que la vida del Deportivo Riestra giró 180 grados con la llegada del controversial abogado Víctor Stinfale a sillón de mando del club. El letrado saltó a la fama por defender a personajes como el atracador Luis “El gordo” Valor, el ex jefe de la barra brava de Boca José Barrita, conocido como “El abuelo” y Carlos Telleldín, con una causa sobre sus espaldas que lo vinculó al atentado de la AMIA.

TE PUEDE INTERESAR

El perfil de Víctor Stinfale, intocable en el fútbol argentino 
Con su arribo al fútbol argentino, el que se fundó en febrero de 1931 y que paso de ser Deportivo Riestra Asociación de Fomento Barrio Colón, para transformarse en Club Social, Cultural, Deportivo Riestra no sólo le agregó el rojo a su histórica camiseta negra y blanca, sino que empezó a beber las mieles del, ilegal y prohibido por estatuto en Argentina, gerenciamiento. ¿Porqué se agrego el rojo a la camiseta?, porque con ese color más los anteriores se lograba tener en la casaca los colores de su principal sponsor, la bebida energizante Speed que tiene una histórica ligación con Stinfale, que también llevó a Adidas a la Primera D y que también llevó a Diego Maradona a que haga las veces de técnico. Casi nada, pero apenas el principio.

 


A parte del plantel de Riestra se lo vio entrenando en el predio de La Candela, un reducto que históricamente fue de Boca pero que Stinfale consiguió “para su club” hace años. Marcelo Tinelli le abrió las puertas del fútbol argentino “Quiero un lugar para divertirme”, es la frase con la que se conoce aquella charla. La cancha de Riestra está detrás del Gasómetro.

 


Stinfale no sólo maneja la marca Speed, sino también la marca Maradona y es una suerte de jefe de Matías Morla, la cara legal visible de Diego. Sin embargo, a la hora de las fotos fuertes Stinfale no se oculta y llamó la atención su presencia en la Casa Rosada sentado en el despacho del presidente Alberto Fernández el día que este recibió un proyecto del Diez

 


En lo que respecta a lo deportivo los números hablan por sí solos. El equipo subió de la Primera D a la Primera Nacional (segunda categoría) en apenas 5 años aunque el contexto siempre fue oscuro y plagado de sospechas. Ahí es donde aparece Cristian Bragarnik como la representación de una Sociedad Anónima que está prohibida por el estatuto de AFA y la que muchos aplican tan silenciosa como inescrupulosamente.  

Hoy Riestra es uno de los clubes más cuestionados del fútbol argentino, más aún a partir de lo ocurrido en la final por el ascenso a la B Nacional contra Comunicaciones, en la temporada 2016/2017, y de los diez penales que le dieron en la 2018/2019, cuando consiguió su último ascenso.


Aquella final contra Comunicaciones fue un bochorno. Riestra ganaba en la revancha por 2-0 y estaba consiguiendo el ascenso, pero a falta de cinco minutos para el final un malón de hinchas, entre los cuales se encontraba un jugador del plantel profesional, invadió el campo de juego y el partido debió suspenderse. Como un gol de Comunicaciones igualaba la historia, el Tribunal de Disciplina de la AFA decidió que los cinco minutos que quedaban se disputaran, y además le aplicó una dura sanción a Riestra que tenía, entre otras cosas, una quita de 20 puntos para la temporada siguiente.

 

 

La quita de puntos no afecto demasiado al equipo que se rearmo rápidamente y consiguió armar un equipo competitivo que marcó la diferencia con el resto por sus métodos avanzados de entrenamiento y por tener siempre los pagos al día cual equipo de Primera División.

Los entrenamientos clandestinos que salieron a la luz dispararon un raid de comunicados que van desde el propio club, pasa por AFA y terminó en Futbolistas Argentinos Agremiados ¿Será esta vez la oportunidad para un castigo serio o seguirá siendo el club con el que todos hacen la vista gorda? 
 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión