Deportes Infocielo
Abran paso

De la barrabrava de Boca a la mesa chica de AFA: La increíble historia de Maximiliano Levy

Hoy, cuando la Asamblea de AFA confirme la continuidad de Claudio Chiqui Tapia al frente del fútbol argentino, también se hará oficial la renovación de autoridades que incluye a un particular integrante.

Cuando la Asociación del Fútbol Argentino renueve su comité ejecutivo se pondrá el foco en la salida oficial de algunos pesos pesados como Daniel Angelici, ex presidente de Boca, y de una de las dos mujeres dentro del cúmulo masculino: María Jiménez, de San Lorenzo de Alem equipo del Federal A,  pero hay una historia que no se contó aún sobre uno de los hombres elegidos para formar parte del nuevo CE encabezado por Claudio Tapia.

El nuevo entramado de AFA, a diferencia de lo que venía ocurriendo, no va a tener vicepresidencias escalonadas (vice primero, vice segundo…) sino seis vicepresidencias en las que aparecen los nombres de Amor Ameal (Boca), Hugo Moyano (Independiente), Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Rodolfo D´Onofrio (River) a ellos se le suman Marcelo Achile (Def. de Belgrano) y Guillermo Raed (Mitre de Santiago) que representan al ascenso y al fútbol del interior respectivamente.

Apenas por debajo de esos nombres, en lo práctico, pero dentro de la misma esfera de poder que vincula apellidos influyentes como el del Secretario general Víctor Blanco (Racing) y el del Secretario ejecutivo, Nicolás Russo, surge Maximiliano Levy, indicado como Prosecretario Ejecutivo por el ascenso desde su cargo de presidente de Almirante Brown, un club que convive con una histórica pelea de poder barra en la zona de Isidro Casanova.

 

Levy: De la barra a la mesa en un abrir y cerrar de ojos (Club Octubre 947)

Sin embargo Maximiliano Levy no es un dirigente más. Quien fuera electo en su cargo en enero de 2019 fue barrabrava de Boca y se transformó también en el primer presidente que no podía ingresar a los estadios por un pedido directo de Aprevide, una prohibición paradójica ya que no le cabía anteriormente pese a haber estado preso por una causa que se le abrió siendo parte de La Doce.

Quien hoy se jacta su estrecha relación con Pablo Toviggino (mano derecha de Tapia y nuevo tesorero de AFA)  fue detenido en 2013 al volver de ver a Boca en Ecuador acusado de encubrir a su amigo Maximiliano Mazzaro, por entonces, jefe de la barra xeneize que estaba prófugo de la justicia y acusado por el asesinato de Ernesto Cirino

 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión