Sociedad
CAÑUELAS

El opulento castillo abandonado de 1930 que está tomado y sus dueños pusieron a la venta

Un magnífico edificio abandonado, llamado "El Castillo de Cañuelas", está a la venta por casi 4 millones de dólares. Fue fábrica, pizzería y también boliche.

El "Castillo de Cañuelas" es un masivo edificio abandonado que data de 1932 y se encuentra situado entre las Rutas 3 y 205, cercano a la Autopista Ezeiza-Cañuelas y Ruta 6. Actualmente, este inmueble se encuentra a la venta por 3.8 millones de dólares. A pesar de ello, se encuentra ocupado.

Según explicó el diario Página/12, el castillo consta de cinco pisos. La planta baja tiene una superficie de 1.804 metros cuadrados, el primer piso de 1.498, el segundo de 1.219 y los últimos tres de 175 metros cuadrados. Asimismo, cuenta con un subsuelo de 600 metros cuadrados, aunque se creería que hay cinco más inundados.

TE PUEDE INTERESAR

El edificio fue construido por la acaudalada familia Artaux con el fin de hacerlo sede de su empresa de alimentos, Finaco, la cual se especializaba en elaboración de leche en polvo y huevo deshidratado para exportar a Europa, durante la Segunda Guerra Mundial.

el-castillo-de-cauelas_891354jpg.webp
"El Castillo de Cañuelas" es un edificio abandonado que se encuentra a la venta por 3.8 millones de dólares. Fue una fábrica de leche en polvo, una pizzería y un local bailable. Hoy se encuentra tomado.

"El Castillo de Cañuelas" es un edificio abandonado que se encuentra a la venta por 3.8 millones de dólares. Fue una fábrica de leche en polvo, una pizzería y un local bailable. Hoy se encuentra tomado.

La empresa llegó a tener 400 empleados y a procesar 80.000 litros de diarios de leche y 70.000 docenas de huevos. Asimismo, produjeron dulce de leche, mate cocido con leche, té en hebras, diferentes dulces y cacao.

Luego fue expropiada durante el gobierno de Juan Domingo Perón y pasó a manos de la empresa nacional IMFASA, la cual importaba películas alemanas. Tras pasar tiempo inactiva durante la dictadura de la Revolución Libertadora, el presidente Arturo Frondizi permitió que continúe operando. Sin embargo, en 1965 la empresa quebró.

Casi veinte años más tarde, el castillo fue comprado por Néstor Corsi, un empresario de la zona. Corsi era dueño del salón "La Biela" de Ezeiza, donde se exponían autos clásicos de Ford y otros objetos de la industria automotriz.

el-castillo-de-cauelas_891388jpg.webp
Télam

Télam

Dentro de sus proyectos se encontraba el crear el museo de autos clásicos más importante de Sudamérica. Por lo tanto, ideó darle un tinte medieval al edificio como se conoce en la actualidad. Sin embargo, el proyecto de Corsi y su esposa, Nilda Arzamendia, no prosperó.

Con el paso de los años, el lugar se convirtió en tenedor libre, pizzería y boliche bailable. Pero en la actualidad se encuentra tomado. En este marco, Arzamendia lo puso a la venta por un valor de 3.8 millones de dólares, a cargo de la inmobiliaria Remax.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión